Etiquetas

,

 

He leído con sumo interés el libro de Manuel Pimentel . Me ha parecido sugerente en unas ocasiones, práctico e incluso muy práctico en otras, poco riguoso en sus citas en unas terceras como es por ejemplo la información que recoge en el apartado sobre librerías sin hacer ninguna referencia a las fuentes de información.

Y me ha parecido demasiado “pegado al papel” y poco atrevido en la reflexión y propuestas ante los nuevos soportes y formatos.

Algo quizás básico que no se acaba de apuntar claramente: ¿qué inversión inicial es necesaria para aguantar un cierto tirón en función del modelo y tamaño editorial que se quiera llegar a tener?

Con todo interesante por atreverse a ir un poco más allá de la mera reflexión del papel cultural del editor.

Quedan un par de interrogantes: ¿no encontró una editorial fuera de su grupo para la publicación del libro o habrá una apuesta estratégica de empezar una serie de “libros sobre libros” al estilo de Fondo de Cultura? El segundo, ¿el esfuerzo mediático de presencia se corresponde con el lanzamiento del libro o con un posicionamiento de marca?

About these ads