Arte y anticipación

Hoy para entender hacia dónde vamos no hace falta fijarse en la política, sino en el arte. Siempre ha sido el arte el que, con gran anticipación y claridad, ha indicado qué rumbo estaba tomando el mundo y las grandes trasformaciones que se preparaban. Es más útil entrar en un museo que hablar con cien políticos profesionales. (Ryszard Kapuscinski; Los cínicos no sirven para este oficio, Anagrama, pag 13)

Lectura y ocio pasivo

En una noticia que recoge hoy el periódico se realizan dos afirmaciones interesantes:

1. Que la lectura es una modalidad de ocio pasivo, vamos igual que el ajedrez que tampoco se quería considerar por estos lares como deporte ya que no suponía ’desgaste’.
2. Que mientras aquí parece que cada vez nos gusta más trabajar, las sociedades nórdicas van dedicando más tiempo al ocio.

Señal clara del mundo al revés y de que nuestra deseada convergencia con Europa no parece ir por el camino más adecuado.

Ferias y especialización

Cada vez son más claros los movimientos de respuesta a través de la especialización a la sobreproducción editorial. Hace ya muchos años que algunas librerías que realizaron un análisis de la realidad del sector fueron apostando por la especialización.

Esta estrategia, por lo que leemos, parece haberse extendido también a algunas Ferias del Libro. Así, hemos leído recientemente que la Feria del Libro de Zaragoza se especializa con la novela de Semana Histórica.

Sólo hay algo que, en principio, nos chirría en ese planteamiento que es el hecho de parecer unirlo para su éxito a los ’superventas’. En la medida que las Ferias del Libro fueran unidas fundamentalmente a las librerías y se consiguiera una coordinación entre las mismas, se podría acabar consiguiendo un maravilloso escaparate de ciudades, especialidades, librerías y autores que abarcaran realmente el abanico de la producción editorial que realmente merece la pena.

Relacionados

¿Matan las Ferias del Libro a las librerías?

Lectura lenta

‘Hay que reivindicar el libro como forma de lectura lenta; tenemos que acostumbrar a nuestras inteligencias a ser conscientes de que son estructuralmente lingüísticas y comprender que un empobrecimiento lingüístico del ambiente intelectual supone un empobrecimiento de la inteligencia’ (José Antonio Marina)

Relacionados

Lentitud y lectura 1
Lentitud y lectura 2

Lentitud y lectura 3