Pequeños detalles de un año -3

El tres de marzo escribíamos: ’El dolor que no pudo ser hablado buscará otro lenguaje que no sea la palabra’ (Serrano, M., Para que no me olvides; Txalaparta, Pamplona 1997, pag. 140) (en recuerdo a Santi Cámara gran librero y mejor persona).

Hace ahora un mes, murió otra gran persona que también hizo sus pinitos como librero mientras estudiaba la carrera, José Luis Villacorta. Ambos hechos han marcado parte de la vida de este año y dejarán su sello en el futuro. Hace poco, después de la muerte de José Luis, me comentaba un escritor que fue incapaz, se sintió sin fuerzas para acudir al funeral y reflexionaba y me hablaba sobre cómo ante el dolor o la muerte nos situamos con todo nuestro bagage convirtiéndolo en una experiencia única e irrepetible.

De ahí quizá la dificultad de verbalizarlo y convertirlo sólo en ’meras’ palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.