Pequeños detalles de un año -9

Con motivo de la constitución de Aldaketa he podido tener el gusto de asistir en el incomparable marco del Palacio Mirarmar en San Sebastián a a una conferencia de Josep Ramoneda sobre un conjunto de principios que se deberían dar para el cambio político o, mejor para el cambio dentro de la política.

Antes de empezar a enumerar los mismos, Josep hizo, literalmente, la siguiente afirmarción que, en mi opinión, indica ya toda una forma de actuar y, por lo tanto, de ser. Afirmó: Si me llama la gente decente, primero vengo y después pregunto.. Con ello, y así lo explicitó en concreto hacía referencia dos personas presentes en la sala: Joseba Arregi y José Ramón Recalde. Probablemente, si los conociera podría haber dicho lo mismo de todos los presentes; pero, esta afirmación vale como símbolo (significante y significado; u ortodoxia y ortopraxis) de lo que, de alguna manera, se pretende hacer desde Aldaketa.

Señalo, de modo telegráfico, algunas de las ideas-principios expuestos por Josep:

– Situar a la persona como el centro de la política y por delante de todo
– Principio de increeencia. Se debe trabajar con la puesta en cuestión permanente y negar los prejuicios como forma de actuación.
– Secularización de lo inefable que, habitualmente, lleva a la negación del otro.
– Se debe realizar la segunda revolución laica de la política. Separar y aceptar que Cultura, Lengua, Nación y Estado pueden existir con distintas combinaciones y que todas deben-pueden ser admisibles.
– Universalidad de la razón.
– Tratar de poner en cuestión siempre las ideas recibidas es básico para seguir avanzando.
– Limitación del poder.
– La política tiene sus tiempos.
– Presencia de un superego que actúe como elemento controlador y contenedor.

y, aunque no fue al final, creo que la siguiente afirmación es, también, un estupnedo colofón: Es mejor una humilde ambivalencia que una grandilocuencia de los principios.

Y, como, siempre, en este repaso anual que, al mismo tiempo coincide con acontecimientos del último mes adjunto una frase recibida en abril: Ahora que leo esto, creo que mi mente no es original, de manera que cualquier otra mente no sólo ha de ser más original que la mía, sino que le bastará con encontrarse conmigo para ser original de una vez. Pero me queda la duda: ¿en qué consiste una mente original? o de otro modo:¿en qué sentido una mente es original?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.