España, lectura y bibliotecas

Las estadísticas muestran que España sufre un notable retraso en cuanto a índices de lectura y bibliotecas

Puede el sistema bibliotecario español permitirse el pago de un canon por cada libro que alguien se lleva en préstamo, como exige la UE? O, por el contrario, ¿la aplicación de esta medida lo anclaría en los últimos lugares de la UE que ahora ocupa, tanto en índices de lectura como en infraestructuras? Las opiniones están divididas, pero las estadísticas no ofrecen dudas sobre los enormes déficit del sector. Veamos.

La cuestión es importante, porque la propia comisión europea -como recuerda la Fesabid, que agrupa a los bibliotecarios españoles- afirmaba en un informe del 2002 que las medidas debían aplicarse en aquellos países de la UE “con una bien establecida infraestructura de bibliotecas públicas”.

La media europea de préstamos de libros por habitante está en 4,93 volúmenes al año, según un informe que la Fundación Germán Sánchez Ruipérez realizó en los años 1999 y 2000. España estaba entonces por debajo del 1 % (aunque después lo ha superado levemente, como se observa en el gráfico adjunto). ¿Cuántos libros se llevan al año los usuarios inscritos en las salas de lectura? La media española estaba en 3,6 libros por socio en el 2001, sólo por encima de Grecia y Portugal. Para hacerse una idea de la abismal diferencia, la media alemana es de 36,9, la finlandesa de 42,8 y la británica de 12,3.

¿Cuánto leemos? Según el informe de la Federacion de Gremios de Editores correspondiente al año 2003, el 47,4% de los españoles no había leído ningún libro o a lo sumo uno durante todo el año, mientras que un 36,9% se manifestaba rotundamente contrario a la lectura, porque no le gustaba y prefería dedicar su tiempo libre a otras actividades.

Una pregunta clave es: ¿los libros que se leen en las bibliotecas afectan negativamente al éxito comercial de un título? Aunque no hay estadística que pueda responder con claridad a eso, sí puede observarse que, mientras en Francia los libros que se leen en préstamo procedentes de salas públicas suponen en número un 50% de los ejemplares vendidos, en España esa cifra sería tan sólo de un 13% (el 63% procede de la compra y el 21% nos los ha dejado un amigo, según datos del año 2000). Es por ello que los bibliotecarios consideran que aplicar un canon similar al de otros países supone, en realidad, un pago muy por encima del posible perjuicio causado.

En cuanto al volumen de fondos, España, en el año 2001, contaba con 44.022.066 libros en sus 4.008 bibliotecas, según un estudio de la propia comisión europea, levemente por debajo de los 44 millones de Suecia y a años luz de los 104 millones de Alemania o los 1l5 millones del Reino Unido.

En cualquier caso, la polémica no ha hecho más que empezar. Mientras el Gobierno español estudia su línea de defensa ante el tribunal de Luxemburgo, que verá la denuncia presentada por la UE, la Administración catalana no ha hecho pública una postura oficial. En este sentido, la diputada del PP en el Parla-ment Eva García criticó el miércoles que la directora general de Promoció i Cooperació Cultural, Assumpta Bailac, hiciera “afirmaciones favorables al canon bibliotecario” en un artículo de prensa. Según García, Bailac afirmaba “que un autor es propietario exclusivo de su obra y que, por tanto, debe cobrar por ello”, por lo que la diputada ha pedido a la consellera Caterina Mieras “un pronunciamiento público y contundente en contra del canon bibliotecario”, según Europa Press.

Publicado en La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.