Pequeños detalles de un año -13

Hoy, día de Navidad, no está de más traer a este espacio algunos de los buenos deseos y recuerdos recibidos durante el año.

Vayamos del más reciente al más antiguo en el tiempo:

– Adela escribía: Muchas gracias por esa pequeña ráfaga de aire fresco que me envías todos los días. Te recuerdo con mucho cariño y te deseo lo mejor en estas fiestas y para el próximo año.

– Rosa decía: A lo largo de este año he ido recibiendo estas líneas para empezar bien el día y nunca he comentado nada, más que nada por falta de tiempo y porque algunas frases se han quedado en mi persona como esos buenos libros que después de leídos van configurando partes de nuestra propia vida y van madurando con el tiempo. Gracias de verdad por la luz que en algunas ocasiones nos has dado, porque han sido reflexiones válidas y compartidas a nivel de trabajo y libreras, y por la luz que personalmente cada día al abrir el ordenador descubro en tus reflexiones, y digo tuyas porque nada tomado de los otros, sea leido o escuchado se recomienda sin haber sido hecho propio.
Os deseo una feliz Navidad, que disfrutéis de tranquilidad y de vivir en familia los pequeños detalles que hacen especial la Navidad y que no se venden ni comercializan. Y que empecéis bien el año 2005, lo que luego venga ya se irá viviendo.
Un abrazo,
(Me he permitido la licencia de suprimir la referencia a una empresa)

– Y un divertido diálogo con Sara:
Por favor! Dime que no te funciona el reloj de tu ordenador… Como sea que estas a las 3:00 y a las 6:00 de la madrugada escribiendo mensajes…..es como para que te lo mires. Esta cita me parece lindísima y cierta. Cuánta compañía siguen haciendo los libros después del tiempo!!!.
A lo que yo contestaba: Mi reloj funciona, pero al igual que existen los despertadores, también existe la posibilidad de programar el envío de los mensajes.
Para terminar por su parte con: Pues ya hace falta tener mala leche para ponerle a trabajar al aparato a las tres de la madrugada……

– Del otro lado del charco Mónica nos decía: ME PONGO MUY CONTENTA Y TE FELICITO. LO QUE TÚ ESCRIBES DEBERÍA SER LEÍDO POR MUCHÍSIMAS MÁS PERSONAS. UN BESO, DOS BESOS, MUCHOS BESOS Y ESO SÍ CONTINÚA ESCRIBIENDO BIEN.

– La más breve, porque no hacen falta más palabras, de “J”: me emocionas tánto, que pierdo la gramática. Él ya sabe que también me-nos emociona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.