Las devoluciones

Las devoluciones son la mejor medida del fracaso de la industria editorial. Si bien no hay datos objetivamente contrastables, homogéneos entre las distintas prácticas comerciales (no es lo mismo la realidad que describe el oxímoron de “venta en firme con derecho a devolución”, que los depósitos), no es aventurado establecer que, a nivel sectorial, en los últimos diez años se han duplicado, pasando de niveles del 15% a niveles de alrededor del 30%. Este dato evidencia un fracaso en todos los términos. (Jesús Badenes; Grupo Planeta; Ponencia en el V Concreso de Editores)

Anuncios

El libro y la industria editorial -1

Autor: Gloria Gómez Escalonilla
Título: El libro y la industria editorial
Páginas: 40
Año Edición: 2005
Editorial: Fundación Alternativas
ISBN: 84-96204-62-6

La Fundación Alternativas acaba de publicar un “libro sobre libros” o mejor sobre el sector que lleva por título “El libro y la industria editorial” y ha sido escrito por Gloria Gómez-Escalonilla.

A lo largo de 40 páginas, curioso que esté dado de alta en el ISBN porque según se recoge en la RAE en su sexta acepción, de libro, se afirma: “Para los efectos legales en España, todo impreso no periódico que contiene 49 páginas o más excluidas las cubiertas”, hace un somero análisis de la situación actual del sector, de la incidencia de nuevos factores, fundamentalmente centrados en el fenómeno digital y sus consecuencias para realizar finalmente algunas propuestas genéricas sobre posibles políticas a llevar a cabo.

Según lo leía iba tomando algunas notas sueltas que iré recogiendo en comentarios sucesivos y que muestran algunos criterios y opiniones distintas a los de la autora. Tienen, las mismas, por lo tanto, la finalidad de intentar enriquecer un posible debate o aportar otros puntos de vista que, bien es cierto, son también difíciles de recoger en sólo 40 páginas.

Como aperitivo en el enlace del título pueden leerse el libro.

Escuela y renovación

Imaginar que se puede renovar la escuela sencillamente dotándola de medios audiovisuales y artilugios técnicos es una ilusión que tendrá como único resultado insoslayable una reducción del erario a expensas de los contribuyentes y en beneficio de los “señores del éter”. (Franco Ferrarotti; Leer, leerse, Península; pag. 60)

Libros o velocidad. Reflexiones sobre el oficio editorial

Autor: Jordi Nadal y Paco García
Título: Libros o velocidad. Reflexiones sobre el oficio editorial
Páginas: 158
Año Edición: 2005
Editorial: Fondo de Cultura Económica
ISBN: 84-375-0582-8

Comentario

Los, algunos, editores, en este caso Jordi y Paco suelen cometer un cierto error de ombliguismo al convertir la parte en el todo. Lo digo, en este caso, por el subtítulo del libro (reflexiones sobre el oficio editorial)al intentar o incluir en lo editorial reflexiones de otros ámbitos o al pensar que las únicas reflexiones de interés osn las editoriales. Podría haber tenido ortro subtítulo como: reflexiones sobre el sector del libro, reflexiones sobre el ser y hacer profesional, ¿hacia dónde vamos los que nos movemos entre y con libros?… son simplemente algunas sugerencias que, creo son más fieles con lo que el libro aborda a lo largo de sus aproximadamente 158 páginas de breves texto de tiempo de lectura media de tres minutos que, aún habiéndolo leido ya fragmentariamente a través de Infonomía y habiendo, también, disfrutado del placer de leer unos cuantos originales antes de su publicación me ha supuesto volver a tomar un amplio número de notas sobre aspetos que antes no había recogido.

Se demuestra con ello que, aún con libros profesionales es posible encontrar elementos nuevos, de reflexión en este caso, en función de la posición que ocupa el lector o.

Los textos aparecen agrupados en 7 grandes apartados:
– El oficio de editar (para éste sí vale el subtítulo)
– Formación un concepto de futuro (para éste no)
– El mundo de la empresa (para éste tampoco)
– Librerías: una mirada esperanzadora (para éste tampoco)
– Ferias del libro: el gran escaparate del sector (tampoco)
– Mercados internacionales (tampoco)
– Reflexiones sobre el pasado, presente y futuro (menos)

Se aconseja su lectura lenta y la toma de notas en paralelo. Estoy convencido que los autores aceptarán gustosos las posibles sugerencias y confrontaciones.

Algunas frases que me han gustado

A lo largo de este blogy en sucesivos días y meses saldrán muchas de ellas. Vayan sólo estas cinco como pequeña muestra.

– Editar es, dentro de cada registro, de cada categoría, de cada tipo de libro que se escoja, un acto de selección, de búsqueda de lo valioso, de separación del polvo de la paja, de respeto al tiempo y la inteligencia del posible lector. (pag. 4)

– La producción de libros crece, porque los libros son relativamente baratos; son un medio de información práctico. Como instrumento de lectura sólo se precisa, en el peor de los casos, unas gafas, la bicicleta del espíritu. (pag. 12-13)

– El sector editorial (yo diría del libro) es demasiado pequeño desde el punto de vista económico como para que todos pongamos el énfasis en lo que nos separa en vez de lo que nos une. (Sirva como recordatorio que la facturación total del sector es aproximadamente un tercio de la facturación anual de El Corte Inglés) (pag. 84)

– Las librerías de América Latina establecen una apuesta con sus mejores armas: contenido, selección, coherencia, visibilidad, constelación de autores que explican una propuesta. (pag. 65)

– Las devoluciones y los costes logísticos que implican son uno de los grandes lastres financieros del sector (pag 114)

Los libros universitarios de las universidades

Grabriel Zaid ha escrito recientemente un artículo en la Revista Letras Libres que bajo el título Los libros y la UNAM hace un repaso a la edición universitaria. Señalo que es necesario registrarse de manera gratuita para tener acceso al artículo.

Al leerlo he encontrado cierto paralelismo con lo que, en ocasiones, puede pasar en la realidad española.

Quienes llegan a enterarse de un libro interesante de la UNAM, y sufren para conseguirlo (en librerías, incluso de la UNAM, o en las variadas dependencias donde se publican, empezando por investigar de cuál se trata, dónde está, a qué horas vende y con qué trámites), agradecen la oportunidad de tenerlos a mano, cuando menos una vez al año, en vez de peregrinar de un lado a otro.. La dificultad de visualizar y encontrar el fondo universitario.

La UNAM es una selva editorial de un centenar de sellos independientes que no publican para el público: imprimen para la bodega y, sobre todo, para que conste en el currículo del autor y el informe departamental. La edición, a veces, al servicio exclusivo del currículo del profesor. La edición ciega o de las catacumbas.

Esa magnitud (de escasa repercusión, fuera del mundo curricular) ha sugerido proyectos de integración, que han sido mal recibidos por los editores departamentales. La razón es obvia: todos quieren ser dueños de su propio micrófono, aunque nadie los escuche, y desconfían de una burocracia central que determine a quién se escucha y a quién no. Sólo podrá existir un posicionamiento comercial serio desde el trabajo conjunto y coordinado.

crear una ventana aparte hacia el mundo externo: una especie de Grupo Editorial UNAM, que ni siquiera centralice la distribución, pero sí pueda crear un escaparate colectivo. Importante papel a jugar en España por la AEUE

Desgraciadamente, todos los proyectos de integración bibliográfica de los feudos de la UNAM han fracasado. Esperemos que en España no y se implemente y utilicen adecuadamente las nuevas tecnologías

Teoría marxista de la tapa dura. (Pere Duch e Ignacio García Barredo)

Creemos que el libro de bolsillo tiene futuro. Nuestra teoría es que el libro de bolsillo tendrá una evolución parecida a la que han tenido las clases sociales en la sociedad capitalista. En un principio, la clase dominante (reducida y muy rica) estaba a años luz de la clase dominada (muy numerosa y muy pobre); en la actualidad nos encontramos con una clase dominante (reducida y más rica) y con una clase media (abundante y menos pobre), no contemplamos las bolsas de pobreza manifiesta que también existen. En general los bienes de consumo y los servicios se han ido adaptando a esta nueva estructura social, y por eso ahora, los modos de vida de la clase dominante y la clase media, por lo menos aparentemente, están más próximos entre sí.

Así pues, pensamos que pasará lo mismo con el libro de bolsillo, que en sus inicios estaba excesivamente proletarizado, con diferencias abismales respecto a las ediciones convencionales, y que poco a poco se irán aminorando dichas diferencias. Es decir, el libro de bolsillo se ira desproletarizando, y convirtiéndose en un libro de bolsillo para las clases medias. Libros de bolsillo un poco más grandes, de más calidad, también en tapas duras, de mayor precio, pero no caro, bueno para los ojos nuevos y las vistas cansadas, y de los que venderemos millones de ejemplares las librerías independientes, para felicidad y regocijo de lectores, editores y libreros.

Algunos calificarán esta teoría de revisionista …

Pere Duch (Librería Babel, Casellón)
Ignacio García-Barredo (Librería Estvdio, Santander)