Terminó el Saló

En los días que ha durado el Saló se han leído valoraciones muy distintas que dan la sensación de que hay gato encerrado o de que no es oro todo lo que reluce.

Hace unos días, El País recogía el descontento de libreros y editores y el escaso nivel de ventas. En las valoraciones finales todos parecen estar contentos, aunque, tampoco, y esto es lo que extraña, aparecen en las declaraciones excesivos “indicadores” para la felicidad.

Se dice que han asistido 70.000 personas y que con ello se han cubierto las expectativas. Sería bueno saber la inversión en función de los usuarios.

Se dice, también, la importancia que  el mismo ha tenido para el fomento de la lectura porque han asistido 10.500 niños.

No se habla para nada, por lo menos, yo no lo he visto, cuánto de este fomento se ha convertido en realidad. Es decir: cuánto se ha comprado, qué volumen de negocio se ha generado.

Aún con ello, se afirma que el Saló tiene asegurado su futuro. Si es así, es cierto que las expectativas eran realmente bajas. Yo ya sé de gente que no tienen ninguna intención de repetir.

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s