La sobreabundancia que padecemos hace mucho. Andreu Moreno

Ya en el año 2000 Andreu Moreno escribía:

No sabes nada de economía, lector, pero no es algo preocupante. Tus beneficios y pérdidas, los que te preocupan, son otros. Por eso no es de extrañar que te sorprenda un dato que leíste hace pocos meses: en 1999 se editaron 461 ejemplares por persona. Asimílalo con calma… Si la mitad de la población no lee, tocamos a 922 libros al año cada uno, es decir, 2,526027397 libros al día. Si quitamos los prólogos, introducciones y solapas, que harías bien en saltarte, puede redondearse en dos libros y medio cada jornada. Eso es lo que nos toca, según cierta manera de verlo. Pero para que nadie se desanime, hay otras maneras de interpretarlo.  Veamos. La producción editorial en “España” (por llamarla de alguna manera) es, según ese dato, un volcán.

Los volcanes de la naturaleza son irracionales, pero los económicos no. Una erupción en tal terreno no “se explica” por el azar, no viene de una fuerza geológica incontrolable que tras cientos de años en reposo se desata de improviso en un orgasmo bello y liberador. Más bien, los que dan fuelle en la mayoría de las fraguas editoriales son fríos, tristes y usan desodorante. Lo suyo no es afanarse en talleres míticos de fuego y lava, como Vulcano martilleando sobre el yunque, sino decidir sobre mesas de metacrilato o roble el número de novedades que han de salir de las imprentas. Y en esa tarea no les importan los títulos, su calidad, su autenticidad; tan sólo han de llegar a un mínimo. Y ese mínimo, por cierto, ha de estar cubierto por “españoles”, resto de europeos, estadounidenses, más algún hispanoamericano y resto de colonias occidentales. Sigue siendo indignante el vacío que se les hace a África y Asia; entre sus materias primas no interesan, por lo visto, la literaria, la filosófica, la…

Estos humanoides, pues, vomitan de sus cráteres unos 17.000 millones de ejemplares al año en castellano, catalán, gallego y vasco (de mayor a menor). No acabas de creerte la cifra, pero son las cuentas que salen. Si al menos los millones de publicaciones que no se vendieran los enviaran a América, valdría la pena; pero no lo hacen por eso. (También la comida que sobra es lanzada al mar antes que repartirla entre los que se mueren; aunque este comentario sea demagógico, es cierto.)

¿Pero por qué? ¿Para qué tanto libro que se sabe que no va a ser vendido? Se supone que lo hacen así —cráneos privilegiados— para copar el mercado. Nada satisface más a un empresario que copar el mercado, aunque sea con distintos productos. Una estrategia más de ese juego de rol que es la economía. Es decir, si editan miles y miles de novedades con tiradas hinchadas, evitan que otros, los competidores, los enemigos, puedan colocar sus libros, novedades o no, en las mejores mesas de las librerías. Con la ayuda, perfectamente estimable, de los suplementos culturales y algunas revistas, que publican con puntualidad sus comentarios, elogiosos o no: lo que importa es que aparezca el título, el autor, la editorial… en lugares visibles de las planas. Los magnates del negro sobre blanco venden libros como otros patatas. Bastardos licenciados.

 Esta estrategia la pueden mantener pocos grupos empresariales, los cuales se soportan mutuamente. Lo que buscan y consiguen es que el editor con poco dinero apenas pueda tener presencia en ese mundo menos de palabras que de números. Y ese editor, o se conforma con las migajas o se extingue, aunque siempre puede vender su sello y su fondo editorial si llaman a su puerta los heraldos de la nada. Porque estos mariscales no hacen prisioneros.

Ya lo dijo también Pedro Salinas

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s