Los libreros, lo pequeño y lo diverso. Andreu Moreno

Una forma de  luchar contra la novedad y no olvidar puede ser recuperar textos y reflexiones de un cierto calado. Por motivos que no vienen ahora al caso nos llegó esta reflexión de Andreu Moreno que mantiene toda su actualidad. La mantiene, incluso, más allá del famoso 25 por ciento de descuento.

La pequeñez lo tiene difícil, lo sutil se desmenuza y tiende a desaparecer. El encanto es sustituido por lo práctico y lo noble por lo canalla. Ahora les toca a los libreros: desde este septiembre las grandes superficies pueden aplicar el veinticinco por ciento de descuento en los libros de texto. Los libreros también pueden, claro, pero dejan de ganar, o sea, “no pueden”, y no son pocas las librerías, según ha informado el gremio, que en septiembre recaudan buena parte de lo que ganan al año, porque hay tipos (muchos) que sólo pisan una librería en ese mes, para llevarse, a regañadientes, los carísimos libros de texto de sus hijos. Que se jodan. Una entrada para el fútbol cuesta más que un libro.

Con esa medida “liberalizadora”, las pequeñas librerías están condenadas. Si nadie ha ido a una, que se apresure. En las librerías hay el librero, que sabe lo que vende y es capaz de mantener un diálogo adecuado con el cliente, pero en los hipermercados hay jovencitos asqueados por el sueldo y el horario que no han mirado de los libros más que el lomo. Pero, no te engañes, es lo que la sociedad quiere y permite, una sociedad que se quita preocupaciones de un plumazo, con creencias del tipo: “Sólo los grandes sobrevivirán”, gran aforismo, y va contenta en coche y en familia a cargar al híper, en un acto de libertad infinita.

Y, precisamente, lo que está en juego es la libertad: a los supermercados sólo les interesan los libros que venden bien, y los libros de texto son un chollo: miles y miles de padres cada año ante los estantes del curso de su hijo, lista de asignaturas en mano. Para las embrutecidas mentes de los amos del cotarro, un libro interesa si lo van a colocar pronto. De los otros prefieren no saber nada: ocupan demasiado espacio. La consecuencia es que en las librerías hay libros, de todo tipo, que no se encuentran en las macrotiendas, donde sólo falta que vendan armas (pero todo se andará).

 El de los libreros era un sector que había que proteger: por sanidad social, por libertad: necesitamos librerías, necesitamos libros. De nuevo los poderosos no han hecho lo que debían. A ver si mañana un grupo de empresarios se une para aplicar un veinticinco por ciento de descuento en los pisos. 

Cambio de “papeles” en el sector: adaptarse a las nuevas realidades

Varias noticias e informaciones recibidas y/o leídas esta semana vuelven a traer sobre la mesa la necesidad por parte de las empresas del sector del libro y sobre todo de las pequeñas de estar al tanto de los movimientos y cambios que se están produciendo.

Leí hace ya unos días la noticia del cierre de la librería Viladrich de Tortosa y que ellos mismos achacan a: Los cambios en la venta de los libros de texto, las cooperativas y las grandes superficies son algunas de las causas de la decadencia del negocio; a esto hay que añadir la falta de relevo generacional. “Sabe mal porque cuando cierra una librería se pierde un pedazo de la cultura de un pueblo”, dice López Viladrich.

Los modos de gestión y presencia de la información siguen también cambiando y evolucionando. Así el último premio de la Fundación DMR ha sido concedido al ensayo  ’El templo del saber: hacia la biblioteca digital universal’ de José Luis González y Karim Gherab donde parece afirmarse que: El ensayo El templo del saber analiza el nuevo paradigma digital en la organización y difusión del conocimiento. “La biblioteca universal que saldrá de esa revolución”, apunta González Quirós, “será una parte de la Red, que estará protegida por sus propias leyes, que tendrá una reglas y una organización”, pues será la propia comunidad científica la que, autónomamente, determine quiénes pasan y quiénes no, en función de la calidad de sus propuestas. “En ella convivirán miles de libreros expertos”.

Pero no cambia sólo la mediación ni los lugares dónde se editan algunos contenidos o estos tienen especial predominancia, ya era sabido hace tiempo el papel predominante de internet y de los formatos digitales para la propagación y construcción de los contenidos científicos, sino que, también, empieza a parecer una reflexión más en profundidad sobre la construcción del texto y el discurso que, aunque la he visto aplicada al medio periodístico, creo que tiene, también, su posible reflejo en el libro. De hecho y ya aceptada la sobreproducción de información que en el mundo de el libro se acepta ya incluso en el soporte papel, el peso se sitúa en la selección y así se afirma que: “Producir la información cuenta muy poco”, afirman Fogel y Patiño. “Está disponible por doquier. Sin embargo, dominar su búsqueda y su transferencia se vuelven actividades esenciales. Cualquier medio que se instale en línea se sujeta a esa jerarquía en un nuevo juego en el cual los hombres rivalizan con los sistemas” y en cómo el texto puede ir perdiendo su papel predominante en la construcción del discurso.

Estos fenómenos y muchos más nos van señalando un horizonte distinto y nos plantea, por ejemplo, la pregunta de cuál puede debe ser la presencia y actitud del librero en la era de internet.

Paco Puche se atrevió ya, hace tiempo, a adelantar una respuesta

 Se me ocurren unas cuantas funciones del librero del futuro que van a permitir hacer frente con dignidad y perdurabilidad a ese tercer azote (Internet):

La función informadora. Se trata de tener todas las bases de datos necesarias, o su acceso on-line

La función recomendadora. Se trata de trasmitir el saber conspicuo y creíble sobre los contenidos de los libros, que se aprende con el amor y la experiencia.

La función de encuentro. La librería palpable será siempre un lugar de reunión de gentes y de cruce esporádico de personas.

La función cultural. Se trata de tener una postura activa en la difusión de la cultura y el pensamiento

La función civilizatoria. En los tiempos que corren hay que fomentar los valores de no violencia, solidaridad, sabiduría y frugalidad

La función de resistencia. Los huecos están ahí, pero es necesario ocuparlos

La función endógena. La empresa cultural librera debe incardinarse en su medio social

La función de etnodiversidad. Hay que fomentar las lenguas y culturas locales y mantener libros de fondo

La función de servicio polivalente. La librería palpable tiene en su mano proporcionar todos los servicios, incluidos los virtuales.

La función corporal. Propiciamos el poder tocarnos, en estos tiempos de virtualidad y rechazo

La función laboral. Tenemos los medios para dignificar el trabajo

La función empresarial. Podemos representar polos de fomento en la escala humana

La función poética. Podemos seguir repartiendo sueños.

(Francisco Puche; Un librero en apuros. Memorias de afanes y quebrantos; Genal; pag. 102-103)

¡Feliz vuelta al día a día después de Reyes!

Declaración de los editores independientes del mundo latino

En el marco de la Feria del Libro de Guadalajara celebrada a finales de noviembre del 2005 se celebró un encuentro entre “Editores Independientes” que propició un manifiesto de interés tanto por los países que abarca como por los firmantes, del cual ya nos hicimos eco en su momento.

La realidad y problemática de los editores independientes nos preocupa y nos interesa y, de hecho, venimos realizando un trabajo sobre la misma que hasta finales de enero se encuentra en fase de recogida de información.

Hasta la fecha de hoy más de 150 profesionales del sector nos han aportado ya su opinión, bien desde la visión editorial o como participantes (autores, bibliotecarios, distribuidores, libreros) o expertos del sector.

En el manifiesto se repite el hecho de “definición por sobre entendimiento” de editor independiente. Es decir: se supone lo que es o puede ser, pero no se define y delimita expresamente, reafirmando, de alguna manera, la constatación que hacíamos en el lanzamiento del estudio cuando afirmábamos que:

En los últimos años, ante fenómenos de concentración editorial y la gran cantidad de títulos publicados han ido surgiendo movimientos que reivindican tanto el papel del editor independiente como la edición de calidad.

Así, en las Conclusiones del Quinto Congreso de Editores celebrado en 2004 se recogía la siguiente: “El compromiso y el deber del editor ante la sociedad de contribuir, mediante la edición de libros de calidad, al fomento de la lectura y a la difusión de la cultura”.

Igualmente, han surgido estructuras asociativas, más específicamente en Madrid, que bajo el lema de la Bibliodiversidad intenta a agrupar a editores que “nos consideramos independientes, editores personales o, simplemente, pequeños o medianos editores”.

Nos encontramos con una realidad que intenta marcar dos realidades y posibles líneas de trabajo sobre las cuales hemos constatado, al mismo tiempo, la no existencia de descripciones y delimitaciones claras en relación a ambos conceptos.

Es nuestra intención a través de esta encuesta abierta intentar con los resultados de la misma entre otros los siguientes objetivos:

Ø       Señalar un conjunto de rasgos que, en función de los distintos intervinientes en el sector (editores, distribuidores, libreros, autores, bibliotecarios, críticos…) definan y describan tanto la edición independiente como la edición de calidad.

Ø       Hacer un mapa de la edición independiente, viendo qué editores la pueden conformar y cuáles son más visibles entre ellos.

Ø       Hacer un mapa de la edición de calidad y señalar qué editores son más visibles alrededor de este concepto.

Ø       Establecer posibles relaciones entre edición independiente, edición de calidad y puntos de venta.

Entre todos podemos ir definiendo y delimitando el campo de juego y para todos será beneficioso.

Manual del perfecto canalla. Rafael de Santa Ana

manual-del-perfecto-canallaAutor: Rafael de Santa Ana

Título: Manual del perfecto canalla

Páginas: 254

Año de edición: 2005

Editorial: Trama

Comentario

Si suprimimos o somos capaces de aparcar a un lado los modos y maneras habituales de la épooca, principios de siglo, en cuanto a las costumbres nos encontramos, en su fondo y en muchas de sus formas también con un libro cada vez, tristemente, de más actualidad.

Las formas, modos y usos democráticos no deben hacernos perder de vista tanto en la vida política pública como en todas las demás facetas, la cultural o la del mundo del libro, por poner dos ejemplos las trastiendas que se esconden detrás de lo falsamente aparente. Ante el dicho de “No sólo hay que ser bueno, sino aparentarlo” habría que situar el de “¡Cuidado con las apariencias! que muchas veces engañan.

Excelente guía para disfrutar, según se va leyendo e ir pensando pues fulanito… perfectamente podría ser un canalla y menganito, sí, sí ese político tan trajeadito que parece que no ha roto un plato, tampoco le va a la zaga. Y, tambiém, para hacer algo de introspección

Algún texto

– La honradez me hizo ser pobre

  La pobreza me hizo infame

  La infamia me hizo ser rico

  Y la riqueza honorable (38)

– La falsa humildad es el mejor disfraz de la soberbia y la ambición. (23)

– Toda conmoción del alma se refleja siempre en los ojos de los mortales (221)

– ¡Qué difícil es hallar un triunfador que no ha sido un Judas en alguna ocasión de su vida! (222)

Café Ajenjo. Madrid

En Bilbao ya no quedan, por lo menos yo no conozco, sitios y cafés como éste.  En la calle Galería Robles de Malasaña se encuentra este delicioso espacio, invisible desde el exterior, silencioso, por lo menos cuando yo estuve, con luz tenue, unas deliciosas tartas caseras y unos estupendos cafés.

Acompañado de un buen amigo, con buena charla y tiempo por delante para no atosigarse el espacio se convierte en todo un lujo de la tranquilidad, la atención atenta y la luz adecuada.

Parece que a algunos otros, también les ha gustado .

Estuve en diciembre y hoy ha vuelto a aparecer el trozo de papel donde había tomado la nota. Nunca es tarde.

Sexto Piso Editorial. Proyecto con sentido

sexto-pisoUna llamada de teléfono, la cercanía geográfica, el interés de charlar de los responsables editoriales y un café nos permitieron compartir unos momentos con Santiago y Elenea los responsables en España de Sextopiso Editorial.

Casualidades de la vida habían hecho que el día anterior viese una referencia de pasada de su último título en Comunicación Cultural. Lo cual indica, de alguna manera, que esta gente se mueve  para que la información sobre su propuesta editorial vaya calando poco a poco.

Algunas de las sensaciones positivas que me llamaron la atención en el rato de agradable charla que mantuvimos:

1. No parece haber prisa. Tanto por el ritmo de la conversación como por el “desgrane” de los pasos previos que han dado antes de la puesta en marcha da la sensación de que nos podemos encontrar con un proyecto tranquilo, de largo aliento y que con calma buscará su público-lector.

2. Es interesante el doble planteamiento superando mares, el origen de la editorial es mexicano. Y es, además, resaltable que el proceso, en esta ocasión ha sido de allí para acá y no al revés.

3. Tienen interés en conocer de primera mano a los libreros. De hecho ese es el motivo que les trajo por Bilbao. Si algún librero lee estas líneas y el proyecto le parece interesante no dude en contactar con Santiago o Elena. Ellos estarán felices. Hay, por lo tanto, una apuesta clara por el canal y saben que deben buscar la complicidad mutua.

4. Se pasean con su plan editorial para el 2006 bajo el brazo. Parece que aquellos ecos mantenidos hace tiempo por algunos grupos de que esto no era posible porque la competencia te iba a “robar” las ideas van ya cayendo del guindo por maduros y rancios. Una pequeña pega, comprensible, no hay meses especificados dentro de ese plan.

5. Me ha llamado la atención, porque es el primer libro en que lo he visto, que Los Aforismos de Zurau de Kafka incluye ya el “doble” ISBN de 10 y 13 dígitos, como pequeño símbolo de preparación para la “revolución tranquila” del ISBN.

6. Y, sobre todo, esa sensación de ojos y oídos abiertos que me quedó después del rato de charla por parte de ambos deja una gran puerta abierta a un proyecto, en mi opinión, joven, con sentido, colaborativo y bello en su dimensión. Tengo entre las manos los Aforismos y veo, al mismo tiempo, que Proteo-Prometeo de Málaga ya lo tiene en su base de datos. Es la primera librería española que me aparece al entrar en Google y buscar el libro. Creo que es una premonición de por dónde pueden ir los tiros.

Y, además, los medios se empiezan ya a hacer eco.

Bretemas. Primer año

Ayer celebró su primer año de vida. Tan joven y ya tan maduro. Como perfecto puente entre esa juventud blogera que busca en los nuevos soportes y nuevos canales nuevas formas de comunicación, relación y pensamiento y los ya maduros editores que parecen, a veces, sólo ver todo esto como posible elemento reantabilizador o de servicio a sus intereses y formas de hacer de siempre.

Hincha apasionado del Celta ¡quién lo iba a decir!. El hombre tranquilo al que vi siempre de negro con impecable camisa blanca, tomando notas sin parar, en papel, no en portatil que luego, tras unos cuantos kilómetros y a horas, seguro, ya intempestivas pasaba a este nuevo espacio.

He llegado ya a hablar el gallego en la intimidad y, casi, lo leo ya en público.

Manolo. Con el euskera lo tendremos pelín más complicado, pero se puede intentar.

Ya sabes……¡Y que sean muchos más!

¿Menos negocio de libros en el 2005?

Recoge El Periódico las declaraciones de un conjunto de editores y las agrupa bajo el titular siguiente: “Los editores fijan en un 5% el descenso de ventas en el 2005”.

Una vez que nos adentramos en el texto de la noticia podemos comprobar que la feria no ha sido, aparentemente, igual para todos. Unos parecen haber vendido más y otros  menos. El titular y la noticia dejan una pregunta en el aire: ¿Es malo que se haya vendido menos?.

Algunos de los entrevistados hablan de crisis y, al mismo tiempo, de apuesta de calidad, contraria muchas veces a la cantidad. Hay, de hecho, personas en el sector editorial que defienden ya con claridad que editar menos, quizás suponga menor cifra de ventas, pero mayor rentabilidad. Está ya de sobra demostrado que no siempre la mayor cifra de negocio supone mayor rentabilidad porque existe un punto de equilibro entre volumen de venta y margen que una vez superado toma el camino descendente.

Quizás ello obligue al sector a pasar una doble criba: la de la calidad y la del volumen de ventas.

Los inicios de año siempre son un buen momento para hacer propósitos de enmienda y no llenar las librerías y el mercado de publicaciones de ida y vuelta.

El cielo de los leones. Ángeles Mastretta

cielo-de-los-leonesAutor: Ángeles Mastretta

Título: El cielo de los leones

Páginas: 238

Año de edición: 2005

Editorial: Seix Barral

ISBN: 84-8306-618-1

Comentario

Convertir lo cotidiano en literatura y poder leerlo es un puro placer. El mundo que rodea a Ángeles Mastreta, las personas, sus vivencias y emociones se convierten en pequeñas píldoras que no conviene leer de seguido para no atragantarse y hacer con ello que una experiencia, una vivencia, una relación tape a otra sin tiempo para degustarla.

Lectura ideal de capítulo a capítulo, noche a noche, con tiempo de sueño placentero entre medio para saborearlo.

Me tocó especialmente “Requiem por unas margaritas”. Empieza… ¿Por qué lloramos?….y termina: las lágrimas no piden explicación, se explican solas.

Pequeños fragmentos  

La paciencia es un arte. Apréndanla que premia siempre. (23)

– Entre las múltiples argucias que tiene el tiempo, está esa que trastoca en el recuerdo los sentimientos que otros nos provocaron. (79)

– Tomar en serio la vida significa aceptar firme y rigurosamente, lo más serenamente posible, su finitud. (Norberto Bobbio) (206)

– No hay duda: todo lo bueno sucede al acostarse. (16)

– ¿Quién no ambiciona alguna tarde, o siempre, la calidez como el mejor de los hechizos? (58)

Las bibliotecas escolares funcionan

A través del blog de José Antonio Gómez, con el que coincidí hace ya unos años en unas sesiones de formación de bibliotecarios de La Coruña compartiendo mesa y tertulia, tengo acceso a un informe en el que parece que con el tiempo y una caña se puede acabar viendo el papel que pueden llegar a desempeñar las Bibliotecas escolares y el sentido de su trabajo y misión.

Parece que el Manifiesto por la lectura en el medio escolar cobra razón y toma sentido y fuerza argumental, también, con estos datos.

Esperemos que la dotación de las Bibliotecas siga aumentando y que haya figuras mediadoras en las mismas que jueguen un papel clave e importante de cara a la formación, información y prevención del fracaso escolar.