FIL de Guadalajara. Cuarta jornada

Me dijeron que iba a comer con un maestro de editores y se equivocaron. No
era un maestro de editores. Era, es una de las mejores personas que he
conocido: Martí Soler.

Experiencia que pocas veces se puede tener en la vida. Años de vida vivida contada y narrada como parte de una cotidianeidad y una experiencia que desde la
sencillez se quiere hacer llegar a otros. Punto redondo en esta cuarta
jornada más centrado en el poryecto que nos traemos entre manos. En
cerrar aportaciones, intercambios, posibilidades. En analizar nuevos
caminos y siguiendo, al mismo tiempo embebidos en medio de esta marea
humana que a partir de las 5 de la tarde te traslada y te envuelve con
cariño y tranquilidad, sin prisas, permitiendo casi que te puedas mecer
en ella y dejarte llevar.

Es no sólo una Feria exhuberante y sensual, sino, también y al mismo tiempo, cariñosa con los de fuera.

Cena en el Santo Coyote plagadito de editores, bibliotecarios de “FIListas”. Un lugar increíble. Peio ya me lo había adelantado

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.