Durangoko Azoka. Cambios dados, evolución y cosas por hacer

 

Después de haber pasado dos días por la Feria de Durango me encuentro ho en El Correo con una noticia de sumo interés: «Eta llama chivatos a los organizadores de la Feria del Libro de Durango». En este País, por lo menos hasta ahora, las consecuencias de una acusación por parte de ETA de este tipo sabíamos lo que suponía o, quizás todavía puede suponer.

Será interesante ver cuál es la reacción de los partidos políticos, todos, ante una acusación de este tipo. Este hecho no es, en mi opinión, nada intrascendente y quizás pueda suponer un hito en la propia evolución de la Feria todavía excesivamente rodeada en su exterior de una cierta parafernalia para-revolucionaria con cierto aire nostálgico. Los procesos son camino y, por lo tanto no se pueden pretender cambios de hoy para mañana.

La Feria ha ganado, lógicamente, con una estructura y un espacio estable, pero, después de haber visitado otros modelos quizás se debería ir pensando en algo más dinámico y con más plasticidad.

La estructura sigue siendo más de Ferial que de Feria sobre todo cuando nos situamos en el mundo de los contenidos y la creatividad. Padece en su estética de un cierto igualitarismo donde sólo se alcanza dimensión por los metros lineales ocupados y no tanto por la propuesta diferente, que debería tener también su connotación estética en el aspecto expositivo.

Puede que también sería interesante dar una vuelta al propio nombre: ¿Qué queremos una Feria de los soportes (libro y disco, aunque haya otros) o una Feria de los contenidos, de la expresión cultural o de las Industrias?, ¿Cómo se debe otorgar entonces el espacio? Estos propios procesos evolutivos deberían, junto a la estética hacer posible «saltar la barrera del mostrador». Sólo esto, que movería ya todo el espacio circulante en el propio recinto sería un cambio sustancial.

Soy consciente de que todo debe hacerse pasito a pasito y que todavía hay mucho por hacer y avanzar.

Lo que quizás nunca deba perder es ese poder de atracción e imán que ejerce y moviliza a un número importante de personas.

El título, sobre todo el subtítulo del último libro de Ramón Zallo editado por Alberdania puede servir quizás de guía para nuevos planteamientos: «El Pueblo Vasco, hoy. Cultura, historia y sociedad en la era de la diversidad y el conocimiento«.

Etiquetas: , ,

Un comentario en “Durangoko Azoka. Cambios dados, evolución y cosas por hacer

  1. Pingback: Música vasca, literatura vasca | cambiando de tercio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.