Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas. Motivos poco claros -8

Venimos de aquí

Por todo ello, esta ley apuesta por un sistema que en España se viene manteniendo históricamente, y  que también es claramente mayoritario en la Unión Europea.

Se debería decir con claridad que este sistema es minoritario dentro de El Comercio Interior del libro en España. Es decir es más el volumen de negocio que funciona con las excepciones del precio fijo que el que funciona bajo el régimen de precio fijo o único.

En este ámbito europeo, las instituciones han reconocido de forma expresa la compatibilidad de las leyes nacionales del precio fijo con el Derecho comunitario, y el Parlamento Europeo aboga porque se dicte una propuesta legislativa comunitaria sobre el precio fijo.

Estaría bien citar la referencia en la que el Parlamento Europeo aboga para que sea así

Asimismo, los países del espacio iberoamericano han reconocido y reforzado, por vía legislativa, los sistemas de precio fijo.

Quizás sería conveniente señalar también que dichas medidas han sido tomadas por ciertas sugerencias realizadas desde España.

En esta ley se ha pretendido reforzar ese principio general

Está bien esto de un principio general que no se cumple en la mayoría de los casos en España.

del precio fijo estableciéndose, con rango legal, las obligaciones específicas de los agentes del sector, e incluso la prohibición expresa del uso del libro como reclamo comercial para la venta de otros productos de naturaleza distinta.

¿Quién hace las ontologías de la naturaleza?

Sin embargo, el régimen de precios de los libros de texto que preveía el Real Decreto-Ley 6/2000, de 23 de junio, liberalizando el descuento para los libros de texto, se establece ahora como una exclusión del sistema de precio fijo. La experiencia adquirida aconseja el cambio de ese singular sistema de descuento libre hacia un sistema de precio libre, que es a la vez favorable para el ciudadano, al propiciar la capacidad de ahorro de las familias que se benefician de la liberalización de precios, y a la vez no perjudica al librero minorista puesto que, en última instancia, posibilita la protección de la red de librerías existente, salvaguardando el mantenimiento de una oferta cultural diversificada.

Por lo que se puede leer o sobreentender de lo que aquí se ha escrito se supone que:

El precio libre supone un ahorro para las familias. Luego el precio fijo hace que el acceso a la cultura sea más caro.

Cómo protege a las librerías este sistema

Cómo salvaguarda esta medida el mantenimiento de una oferta cultural
diversificada que, al mismo tiempo se sustenta en el precio fijo.

¿Se entiende que el libro de texto no es parte de esa oferta cultural?

Sigue aquí

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s