Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas. Motivos poco claros -9

Viene de aquí

Por otra parte la regulación legal aún vigente es ajena al rápido desarrollo tecnológico de las últimas décadas. El sector del libro en España actualmente presenta rasgos claros de madurez y salud, pero a la vez se enfrenta a los retos que le plantean las nuevas tecnologías y los cambios producidos por éstas y por otros factores, tanto en la dinámica propia del sector como en la del mercado. De ahí que una de las primeras consecuencias de esos vertiginosos cambios tecnológicos haya sido la necesidad de proporcionar una definición actualizada del libro, una de las metas que esta ley se ha marcado.

Pero
que curiosamente no se ha tenido en cuenta en prácticamente nada de lo
escrito hasta ahora. Es muy curioso además que dichas referencias al
rápido desarrollo tecnológico sólo se centren en lo referente a la
definición del soporte sin tener en cuenta la incidencia sobre los
hábitos y formas de lectura, sobre los nuevos soportes, sobre las
relaciones entre los subsectores del sector………

El progresivo desarrollo de los sistemas bibliotecarios en España y la evolución tecnológica de las propias bibliotecas aconsejaban redefinir el papel de la Administración General del Estado en esta materia, estableciendo, por un lado, los cauces de cooperación en el impulso del Sistema Español de
Bibliotecas y, por otro, facilitando la coordinación de las bibliotecas de titularidad estatal. Corresponde a la Administración General del Estado la responsabilidad de obtener el diagnóstico del conjunto, de modo que se pueda disponer de una visión global de todos los sistemas, redes, consorcios y bibliotecas dependientes de cualesquiera administraciones públicas o entidades privadas, de manera que los poderes públicos puedan, en cada momento, detectar carencias y desigualdades y actuar con el objetivo de subsanarlas utilizando los medios que el ordenamiento jurídico pone a su disposición.

Es prácticamente la primera vez que aparecen las bibliotecas cuando casi
todos los estudios consideran que juegan un papel clave dentro de los
procesos lectores tanto como lugar de referencia como de oferta.

De acuerdo con todo lo anterior, esta Ley de la Lectura, del Libro y de las Bibliotecas constituye el régimen jurídico especial de las actividades relacionadas con el libro

¿No sería más lógico, ya que además va delante decir de todas aquellas actividades relacionadas con la lectura?

¿Qué es lo que realmente prima en la ley; la lectura o el libro?

, en su doble dimensión de elemento (no parece que ésta sea una palabra excesivamente adecuada. Si la dimensión es la que es doble bastará decir “en su doble dimensión cultural y
económica”)
cultural y de bien económico en el mercado, proporcionando también un marco común a las bibliotecas y al fomento de la lectura y atendiendo a todos los sectores, que se desarrollan desde la actividad creadora hasta el destinatario final, el lector.

y con esto y un bizcocho hemos terminado….

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s