Una ley moderna del «corto y pego»

Este parece ser el camino que va siguiendo: corto y pego. No importa la coherencia. Sólo el corto, apaño, pego y las prisas para una lectura lenta que se querrá que sea ¿lenta o rápida?

Alguien ya dijo que la velocidad es una forma de fascismo y fascismo y lectura
no sé si casan bien. Los procesos son importantes sobre todo en temas trascendentales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.