La pérdida

PIC_0074

¡Qué susto ayer a la mañana! El catálogo de la Feria donde habíamos estado haciendo todas nuestras anotaciones, guardando los contactos había desaparecido.

Tensión, nervios y mala leche con uno mismo. De repente una lucecita. ¿No me lo dejé quizás en el stand de Colombia? Efectivamente 24 horas después allí estaba sin que nadie lo hubiera tocado.

Hoy ya será un día de absoluto descanso y turismo que nos lo merecemos.

Os adelanto algunas de las compras personales que he hecho en la Fil:

– Cuestión de amor de Germán Dehesa

– Memorias de un librero de Rafael Vega Bustamante

– El número 6 de Quehacer editorial

– Vender el alma. El oficio de librero de Romano Montroni

– Libro Albredío, Varios

– Cómo seleccionar títulos rentables de Leonard Shatzkin

– Democracia cultural de Sabina Berman y Lucina Jiménez

– Vida de consumo de Zygmunt Bauman

– El arte de vender libros de Herbert Paulerbeg

Anuncios

Redondeando

Guadalajara_2007 110
Hemos acabado, probablemente, de la mejor manera que podríamos terminar esta primera parte de estancia unida al apartado profesional. Con una cena con Viqui y Carlos y disfrutando de la experiencia de ir tejiendo redes. De conocer, por un lado, de primera mano la experiencia argentina de librerías independientes trabajando en red pasando por el interés de otros amigos de Colombia y México, junto a algún español de ir viendo cómo se pueden conformar redes profesionales y económicas librerías, cómo generar flujos de negocio, de información, de conocimiento, de sinergias.Guadalajara tiene un algo que permite que esto suceda. Que la conversación se vaya ampliando, que editores y libreros se crucen, que se compartan y discutan puntos de vista. Algo que a fecha de hoy parece todavía imposible en otros espacios.

Mañana ordenaremos toda la información recogida y nos pondremos tareas. Nos volveremos el sábado, ya sé ya sé que quedan jueves y viernes con las alforjas bien llenas de buenos contactos, de nuevos amigos e ideas para intentar seguir tejiendo con otros.

Seguiremos viniendo.

Seguro.

La librería madrileña ‘La Mar de Letras’ galardonada con el IX Premio Librero Cultural

La librería La mar de letras ha sido distinguida hoy con el IX premio nacional Librero Cultural, otorgado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros –CEGAL– con el apoyo de la Dirección General del Libro del Ministerio de Cultura, “por saber simbolizar la figura del librero como lector y, por otro lado, por el esfuerzo continuado como especialista de las letras infantiles”, según el jurado.

El jurado, presidido por Fernando Valverde, presidente de CEGAL, contó con la presencia de personalidades del mundo de la cultura y del libro, como la actriz Aitana Sánchez-Gijón.El Premio Librero Cultural tiene como objetivo contribuir al reconocimiento público de aquellas librerías que se hayan caracterizado durante el año por realizar una tarea continua de dinamización cultural y de difusión del libro, y de la lectura dentro y fuera de las mismas.

Por otra parte, el jurado ha hecho mención especial a la librería Hojablanca, de Toledo, “por su capacidad de interrelacionarse con todos los sectores de su ciudad y convertirse en un referente cultural dentro de la misma”.

La librerías finalistas han sido: La Mar de Letras (Madrid), Anti (Bilbao), Nuño (Sevilla), La Farándula (Novelda, Alicante), Estvdio (Santander), Hojablanca (Toledo), Traficantes de Sueños (Madrid), Librería Railowsky (Valencia)

La primera vuelta

Una vuelta tranquila a la FIL, sin prisa y sin pausa, pasando un poco de los grandes grupos, centrándose en los “libros de humanidades” entendidas éstas en un sentido amplio lleva, tranquilamente un día entero. Entre ver, mirar, ojear y hojear se va pausadamente pasando el tiempo, tomando notas en el catálogo de la feria: tema, “aquí puede haber cosas interesantes”, “volver con más calma”, “pedir catálogo”, “ver web”. Un pequeño rosario de notas que hacen que un “listín telefónico profesional” vaya tomando vida propia.guadalajara_2007-007.jpg

Nos interesan, en esta ocasión los fondos latinoamericanos y hemos ido recorriendo el espacio de manera que no se nos pase, a ser posible, ni la más mínima referencia de interés, pasillo a pasillo y calle a calle, dejando para mañana toda la Argentina que hoy no hemos tenido tiempo a ver y además estaban al mediodía de cóctel.

Me dicen que la FIL estaría interesada en traer libreros españoles. Yo digo que los libreros españoles deberían estar interesados en venir. No hemos visto todavía a ningún librero catalán, tampoco hemos visto a ninguno vasco por aquí. Ello no quiere decir que no los haya. Sólo que no los hemos visto y la gente con la que por ahora hemos estados y le hemos preguntado tampoco parece verlos.

Los hay, por ahora que hayamos constatado, aragoneses, andaluces, madrileños, gallegos, asturianos y algunos que se nos habrán escapado.

Ya hemos cerrado como quien dice, en el mismo espacio que fraguamos, casi, los primeros artículos el número cuatro de Trata y Texturas. Ahora, en el hotel, ordenamos las notas, preparamos el día que viene y nos refrescamos para una cena que promete agradable e interesante.

Seguimos.

Ecuador

pizarra

de la estancia en Guadalajara. Tres días pasados, ¡qué rápido!, tres días nos quedan. Mañana es el último día de profesionales así que cerraremos y completaremos las visitas que hoy no hemos tenido tiempo a hacer y no teníamos programadas para hoy.

¡Gran ilusión al reencontrarme con Carlos y Viqui no nos volvíamos a besar y abrazar desde hace cinco años largos que nos vimos por primera vez en Antigua Guatemala!

Van saliendo proyectos interesantes, cerrándose ya algunos acuerdos y abriéndose nuevas líneas a futuro tanto para Alberdania, para Texturas como para otros temas relacionados con el trabajo específico de consultoría de los cuales iremos dando noticia en la medida que a lo largo del año que viene vayan tomando forma.

Hemos vuelto a comer en El Bosque. Hemos comprobado, de nuevo, como toda la ciudad vive la Feria. Los taxistas te informan de la Feria, de los actos feriales del resto del año, del libro que están leyendo en este momento y en la librería en que lo compraron. Hace acompañar, algunos de ellos, los viajes con música clásica y buena conversación.

A la tarde nos hemos escapado de librerías. Sólo hemos visto cadenas: Gandhi, en un precioso espacio y con sus mensajes siempre sugerentes y provocadores. “Tus quejas no queremos sólo escucharlas. Queremos leerlas. Envíalas a …….”. Cristal , quizás un poco en decadencia al lado de la Gandhi, El Crisol de la psiología la única no de cadena pero poco ordenada y mal señalizada, aunque con bastante fondo. Gonvill, cadena nacida en Guadalajara todavía con cierto aire de apepelería centrada, también en el libro de texto y con una forma curiosa, en horizontal, de colocación de gran parte del fondo. La librería del Fondo. Precioso espacio con cafetería, también Gandhi. En dos plantas con una planta superior, a la que se accede por una larga rampa, dedicada en exclusiva al fondo infantil. Impresionante el espacio dedicado. Finalmente la librería se Siglo XXI casi en exclusiva con su fondo y ya bastante desfasada en cuanto a exposición y estructura.

Ahora de vuelta en el Hotel ordenaremos las ideas, los papeles, prepararemos las citas de mañana y nos iremos a La Fuente a remojarnos un poco.

Que les vaya bonito.

Ya han aparecido

…..las maletas y los primeros encuentros en la FIL que no iré contando todos.

estafetalo.jpg

Estructura muy semejante a la del año pasado. Hoy con bastante gente, aunque a la tarde no hemos estado. Teníamos una cita concertada a la mañana y ya el fruto de la misma nos ha puesto las neuronas en funcionamiento de cara a abrir alguna posible línea de negocio y/o colaboración con editoriales mexicanas, por ahora. Entre mañana y el martes intentaremos esbozar una primera contestación.

He visto más librero que el año pasado. Pensando lo que cuesta hacerse caer por aquí y comparándolo con el Liber sería como para pensar cuántos libreros podrían llegar a venir con subvención que es como van la mayoría al Liber.

Comida maravillosa y larga tertulia con 10 personas alrededor de la mesa. Para todos, algunos no nos conocíamos hasta hoy, ha sido una sobremesa estupenda que, casi, acaba de terminar ahora.

Varios libros a los que ya hemos dado un vistazo y que algunos de ellos irán cayendo a lo largo de la semana sensación que desde luego en la Fil no existe. Alguna persona que llevaba cuatro cinco años sin venir se ha quedado asombrada de su evolución y los que vienen por primera vez ya están diciendo que repetirán.

Mañana empieza también parte de la actividad. Intentaremos cuadrar citas y asistencia a eventos y conferencias.

Un domingo en Guadalajara tiene otra dimensión con la gente en la calle y auténticas colas de compradores esperando en la Fil para pagar. Algo casi inaudito en otras ferias.

El Salón de Barcelona, por muchas valoraciones aparentemente positivas, nos da la sensación de que tiene los días contados.

Ya hemos llegado

Los chicos ya hemos llegado y las maletas ¿dónde se han quedado?

El Hotel Morales bien, céntrico, al lado de la catedral y respondiendo a lo esperado. Habitación, amplia, agradable, trato excelente. Conexión gratuita con cable en la habitación y wifi, también gratuito en las zonas comunes.

Esperemos que mañana aparezcan las maletas, sino deberán aumentar ligeramente la calidad y cantidad de ambientador en la Fil.

Pero ya estamos aquí y como dice G. estos abandonos se viven mejor en compañía que solos.

Para quitarnos las penas nos hemos ido a la gorda.

Mañana empezará el trabajo.

Tengan cuidado los lectores con el cambio horario