Nada volverá a ser igual

nadavolveraaserigual.jpg

Ayer, lo comentaba al final del día en la cena con R., y ya venía preparándose el ambiente desde la víspera, fue un día muy especial en lo personal.

Intentar comprender por qué hay tiempos, momentos, que cobran un significado vital especial, por qué, incluso, esas microexperiencias temporales parecen concantenarse mágicamente es algo que se me escapa y no tengo intención de pararme a analizar los posibles por qués.

Ayer, y ya desde la víspera, fue uno de esos días que se abrieron en mil frente relacionales, no nuevos, pero con dosis de profundidad y de nivel de relación distinta.

Quizás la primera de ellas fue a la mañana conmigo mismo. Fue una simple constatación. Una semana agitada había hecho, curiosamente, que gran parte de los posts que había enviado en el boletín semanal, iban en la clasificación de “Personal”. ¡Curioso! constaté para mí mismo.

A media mañana jugando a jurado para un premio y tras hacer llegar mis votaciones me llevo la grata sorpresa de cómo hay personas que quieren, dentro de estas semanas locas, interesarse por uno más allá del día a día. Lo agradezco. No me pasa nada. Es más diría que lo que pasa en estos momentos por mi cuerpo es un curioso sentimiento de felicidad que a estas horas sigue presente.

Al mediodía, larga comida, inesperada. De hecho el plan inicial de comida se convirtió en cena. ¡Gracias “R” por la escucha y las facilidades y la capacidad de amoldarte!

La comida con “B” y “T” por inesperada en parte más por el tono que tomó la conversación, los temas, la escucha, el interés mostrado que a lo largo de la propia comida iba avanzando y profundizando, empezando poco antes de entrar al Montepríncipe, coqueto después de su cambio en agosto y con Justo y su gente llenos de atención, con la pregunta de ¿pero tú a qué te dedicas exactamente? hasta terminar con una intención de quedada posterior porque ya no había tiempo físico ¡ay los aviones! para seguir y seguir…… ¡Fue un auténtico descubrimiento el ver lo que puede haber detrás de personas con un día a día bastante ajetreado e intenso!

De la presentación de Bloc ya he escrito hace nada.

El encuentro antes de la cena, con unos tequilas compartidos con M, J y R para ir calentando motores antes de la próxima ida a México y la cena posterior con R, haciendo acopio de lo vivido en los últimos años y repasando el propio día vivido fue un punto final difícil de traer aquí.

Algunos días, como algunas revistas, huelen y huelen bien. Su perfume queda dentro. Ni un blog, éste, ni un soporte digital son todavía capaces de trasladar y reflejar plenamente las experiencias.

Yo sé que nada volverá a ser igual. Ayer se pordujo un punto de inflexión que tampoco tengo claro a dónde me llevará.

Se les rompe España

selesrompeespana.jpg

El Mundo parece estar dolido por la ruptura que siente en su interior. Se le rompe España.

Me acabo de encontrar tomando un café con la edición en soporte papel, en internet no la veo completa. Pienso en lo apenados y tristes que deben estar los chicos de El Mundo ante el sentimiento de ruptura que parecen sentir en sus carnes.

Pienso, también, que un amplio estudio, como dicen que han hecho, para poner sólo ejemplos basados en tres libros de texto, después de afirmar que “las principales editoriales presentan versiones con imporantes diferencias según el territorio” y convertirlos casi en únicos textos en las respectivas comunidades es como una broma de mal gusto o como desde sentimientos terriblemente nacionalistas los de El Mundo querer convertir a un texto en el único, en el baluarte contra el que enfrentarse.

Demuestran conocer poco la actual estructura de compra y los modelos de gratuidad y hay un afán a lo largo de todo el artículo de tirar la letra escrita y esconder la mano como, por ejemplo en el siguiente párrafo:

El resultado es una abismal fragmentación educativa, un puzzle de libros de texto que no encajan entre sí: conocimientos diferenciados, sentimientos de agravios entre comunidades autónomas, odio hacia lo español, imposibilidad para compartir un mismo sistema escolar y universitario y dificultad para converger dentro de un mismo mercado laboral.

Igualmente su desconocimiento de los grupos editoriales es lamentable obviando sin explicar los motivos la presencia de grandes grupos y demostrando un grave desconocimiento de la estructura de filiales de algunos de ellos.

¡Qué peligrosa es la proyección nacionalista desde afanes falsamente identitarios!

¿Responderán los editores o darán una amplia callada por respuesta?

Quizás empleen con sabiduría ese viejo refrán español: “A palabras necias oidos sordos”

El mundo sigue siendo un pañuelo

Anthony_Ulinski_1

Anthony Ulinski

La existencia de las redes de relaciones son anteriores a internet y muchas veces cuando uno menos se lo espera las mismas se hacen patentes.

Cuando conocí al “artesano” salieron a relucir ya en aquel momento “cables o hilos” cruzados. Como prefieran.

Ayer en una deliciosa cena en Madrid, por el espacio que permitía hablar, por la compañía, sobre todo, y por la comida, las redes, las relaciones cruzadas, vuelven a salir encima de la mesa causando, como casi siempre, sorpresa y, casi, incredulidad llevando al exclamativo ¡No es posible!

Pues sí, como tantas otras veces, lo era, lo era. Estos encuentros y rememoraciones al tercero o la tercera no presente me provocan ilusión y una cierta gracia junto a la constatación de que las vidas humanas y nuestras relaciones siguen caminos sutiles, curiosos e imprevisibles en muchas ocasiones.

La cena, dejaremos en la sombra a los acompañantes, fue una pequeña delicia que a veces tenemos derecho a darnos las personas. Poder compartir y sobre todo escuchar proyectos ilusionantes, balbuceantes, quizás, en algunos momentos. Poder sentir, en un primer contacto, la trasparencia con la que se cuentan las cosas, y se ponen encima de la mesa es un placer.

El cuarto casi cerrado

cuartocasicerrado.jpg

Ya está el esqueleto del número 4 de Trama y Texturas.

Tenemos el honor de que nos acompañen, entre otros y otras

– María Zambrano

– Javier Celaya

– José Antonio Millán

– Manuel Gil y Francisco Javier Jiménez

– Carlos Pascual

– Teresa Freire

– Ricardo del Barrio

– Iñaki Esteban

– Pere Suresa

– José Manuel Anta

– Fernando Marías

– Miguel Hernández

– Beatriz Helena Robledo

– Braulio Lamero…….

Y algunos y algunas más.

¿Para cuándo?

Puede ser un buen regalo de navidad: el último número del 2007 y una suscripción para el 2008

La edición al alcance de todos

laedicionalalcancedetodos.jpg

Con este lema se presenta una nueva empresa que ofrece servicios tanto de impresión digital como de impresión bajo demanda. Al ritmo que van creciendo y apareciendo estas empresas , en algún caso nuevas y en otros reconvertidas desde la impresión tradicional van a existir más que editoriales.

El autor que desee tener su libro se tendrá que plantear algunas disyuntivas:

– ¿Cómo elegir entre tantas empresas distintas?

– ¿Será posible que su obra ya que es suya sea ofertada al mismo tiempo desde distintas plataformas?

– ¿Le asegurarán las distintas plataformas una calidad semejante?

– ¿Cómo podrá asegurarse una cierta visibilidad?

– ¿No me conseguirá una gestión más barata y un mejor precio un editor tradicional que quizás pueda negociar volumen ante estas nuevas plataformas mediadoras?