Libros electrónicos amorosos

14 de febrero. Día de los enamorados y enamoradas. El frío metal se llena también de corazones. No puede dejar pasar la ocasión de ponerse a latir al ritmo de los enamorados, de los obligados a expresar su amor ese día dándole al mismo un carácter de excepcionalidad, de experiencia única que, quizás, no repitan ni vuelvan a vivir en todo el año.

El corazón late, late, late a ritmo de libro electrónico encorazonado por fuera, pero metálico por dentro. La coraza de corazones pretende hacerle perder su frialdad.

sony_enamorado.JPG

El medio no ha mejorado el mensaje. Lo ha mimetizado. Nos ha digitalizado al Harlequín que sin ‘h’ no pasa de la categoría de bufón.

Otros, prefieren los cuentitos a la oreja, quizás los susurros que detrás de voces agradables e interesantes esconden, también, las historias de siempre.

Para este viaje repetitivo, monótono, mono-tono y cliché no sé si hace falta  tanta parafernalia. La selección y la apuesta no parece dirigirse al corazón, sino a la cartera.

Mientras tanto, mientras las máquinas nos cuentan lo que ya sabíamos y no quisimos leer ni escuchar me quedo rumiando la frase de Tagore:

Sean éstas mis últimas palabras hacia ti: confío en tu amor


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.