Día del libro. Dos experiencias

Por ahora tengo día bonhómico, será probablemente por la agradable comida que acabo de tener. Sobre todo por la compañía y la charla que ha venido acompañada de un menú del día.

Nos vemos cada vez o mes y medio y siento una extraña facilidad para entrar en materia y seguir la conversación que dejemos aparcada el mes anterior y que a veces hemos seguido vía correo electrónico.

Repaso al sector, al país y, lo más importante, a los proyectos e ilusiones vitales que seguimos manteniendo. Siempre, algo que aprecio especialmente en él, desde la escucha sincera que siempre se mantiene al lado, aceptando y dando ideas, apoyo y toda la crítica que sea necesaria.

Bueno después de la parrafada cerré ayer el día con la entrada de César que tiene una parte importante de razón. Mejor siempre que la gente viva de elementos e historias que pueden aportar valor.

Aporto dos historias de ayer a la tarde que me agradan y que seguro que si no hubiera habido Fiesta no se habrían producido:

1. La alegría de un autor al ver su obra en medio del Día.

tresgym_deusto.JPG

 

2. La alegría de un padre al disfrutar de un rato de tertulia con Sabina de la Cruz y del hijo ‘dialécticamente rebelde’ al recibir el ejemplar en casa.

collage5.jpg

Actualización

Magistral y personal la visión del Día del Libro en ‘Barna’ que Willy nos regala.

 

Elkar Poza. Un magnífico espacio

Se inauguró ayer a la noche coincidiendo con el Día del Libro el nuevo espacio, trasladado unos metros y centrándose más estratégicamente enfrente de la Alhóndiga, de Elkar Poza.

Hoy a la mañana me he dado una vuelta por el mismo y os diré que dentro de los grandes espacios para libros en Bilbao es el que más me agrada.

No entro ahora y aquí en otros temas que pueden ser de interés, pero el espacio me parece excelente y hoy no va aser el día de las ‘pegas’.

No me acaba de cuadrar el titular de Deia que lo califica de último santuario por lo que tiene de sacralización y de cultura para devotos y minorías y que, tengo la sensación, no acaba de cuadrar con el aire que se le ha pretendido dar al espacio que más parece, siguiendo con lo sagrado, que tanto parece gustar a algunos vascos, un ‘templo de puertas abiertas’.

En fin, el tiempo irá marcando camino.

Tres Gymnopedias ya en librerías

El libro va aterrizando poco a poco. Casi en una propuesta de vuelo sin motor que se va dejando llevar por los vientos del buen destino.

Hoy, de casualidad se lo aseguro, el autor de Tres Gymnopedias se ha visto las caras con el distribuidor, esa ‘rara avis’ que se dedica a mover libros de un sitio para otro con más o menos sentido y con más o menos profesionalidad. Ha estado bien porque aunque corto no han hablado del libro.

Suele ser en proyectos con una cierta seriedad el engarce todavía necesario, recordemos que todo es mediación entre el autor y el lector, para llegar a algunos de los puntos de venta.

Así que poco a poco, en función de las voluntades e intereses libreros, el libro se irá dejando ver.

Ya ha llegado, nos consta, o está a punto de hacerlo a

La Librería de Deusto

Cámara

Lib-Litterae Mundi 

Cuando se agoten, no digan que no avisamos, aunque no tienen por qué preocuparse que para eso está la impresión bajo demanda.

 

Planeta entra en el libro de texto por la puerta trasera

Ya se va haciendo transparente la compra de Editis por Planeta. Algo de lo que ya se hablaba hace tiempo en medios franceses, en concreto en Livres Hebdo y del que dejábamos caer ya por aquí alguna insinuación.

Se comenta que es una entrada en el libro de texto. Quizás, sería más preciso decir que será un posicionamiento en el mercado de la enseñanza obligatoria porque con el libro de texto veremos qué es lo que finalmente pasa.

 

 

Generosidad en el día del libro

Había pasado hoy a la mañana a algunos buenos amigos un mensaje:

“Feliz día del libro. ¿quién se apunta a una vuelta por las casetas a las 13:30 y a un posterior menú de libros en el Iruña?

B. me entero que no puede porque está guardando cama. T. está liado con sus responsabilidades públicas. J. está ‘missing”. Pero los dos “Ms” sí están disponibles.

Lo que era una quedada inicial con paseo y menú se convierte en la barra del Iruña, sentimos no haber ido a tomar el menú de libros, en un encuentro maravilloso que sigue girando alrededor de los libros y las personas.  Todo ello fruto de la generosidad de M. grande que quiere y disfruta compartiendo sus alegrías con sus amigos. Así que en un sin querer, ¡qué mejor disfrute!, nos encontramos disfrutando alrededor del libro, preciosa obra la de Ibarrola que podemos contemplar, de unas anchoas, buen bonito, estupendo vino y mejor chorizo.

Dejamos pendiente una sesuda discusión sobre la txistorra, pendiente de una cata. Yo he apostado por ésta que, espero deje el pabellón bien alto.

regresamos a nuestros trabajos cotidianos, pero, en el fondo, hoy a la tarde, para sehuir con los libros y los autores a vueltas.

¡Feliz  Día del libro!

 

Hábitos de lectura Extremadura

Se ha publicado hace poco un estudio de hábitos de lectura entre la población extremeña de 14 a 24 años.

Comento brevemente algunos datos que me llaman la atención.

– Entre los que dicen leer todos los días, es decir, los lectores frecuentes, el 58,3%, aún leyendo todos o casi todos los días no han llegado a leer 8 libros al año, o sea uno cada mes y medio lo cual nos daria una media aproximada de 7 páginas por día.

– Sólo el 8,1% de la población lee más de un libro al mes en esta franja de edad.

– Se lee más en el centro de estudios que en la biblioteca. ¿Cuánto por tanto de la lectura tendrá carácter obligatorio?

– Cuanto más mayores son, menos libros compran. Curiosamente es cuando más dinero podrían tener.

– Internet tiene más peso que la librería como referencia para la compra, pero menos que los amigos y la ‘prescripción’ del profesor.

– Internet, en cambio, no tiene ningún peso como canal de venta y sí lo tiene la librería.

– Las Ampas, ¿quién venderá a las Ampas los libros?, son el segundo canal de venta de libro de texto.

Mentiras contagiosas. Jorge Volpi

Mentiras_contagiosas

Me presentaron los editores de Páginas de Espuma a Jorge Volpi en la última FIL. Comíamos en mesas cercanas.

La semana pasada en una cena estupenda, tuvimos que levantarnos de la mesa por la hora que era y el tiempo había pasado volando, el ejemplar del que nos habían hablado en aquella comida llegó a las manos de los que compartíamos mesa.

Sin haberlo leído todavía, el libro entraba también a formar parte de la conversación.

Gracias Javier por el regalo del libro y de la conversación en la cena.

Lectura y altura de miras

254583152_65cc16d621_m.jpg

Me ha gustado el titular que abre hoy en El País la entrevista a Vicente Verdú: ‘Un buen libro es el que te hace levantar la vista‘.

La frase se puede prestar a interpretaciones distintas. Os contaré con la que yo me he visto reflejado al leer el titular.

Veo reflejado los momentos en que para llegar más al fondo del texto o más allá del mismo la distancia, corta en general, entre los ojos y el papel necesitan un espacio mayor que permita cierta trascendencia o sentimiento de poder mirar más allá para, en el fondo, estar mirando y escrutando en nuestra realidad más cercana nosotros mismos.

Para salir de nuestro ensimismamiento necesitamos una cierta perspectiva que nos permita, después, volver a la profundidad del texto y de nosotros.

Os pondré un par de textos breves que me han hecho levantar la vista.

Ahora que he terminado La extraña de Sándor Márai uno de él:

·         Los acontecimientos realmente importantes que surgen inevitablemente del entramado humano nunca despiertan tanto estupor y desconcierto como la tensión emocional causada por los presagios y la expectación. (Sándor Márai; La hermana; pag. 32)

También entre el género policiaco hay estupendas perlas que hacen que las pesquisas tengan que tomar otra dimensión.

 

·         Era muy hermosa. La belleza había sobrevivido, solía sobrevivir a todo, a la humillación, a la coacción y al dolor, mientras hubiese resistencia. Lo feo, lo atrofiado, lo debilitado hasta el exterminio seguía los pasos de la resignación. (Henning Mankell; La leona blanca; Tusquets, pag. 396)

Y tú ¿has levantado la vista alguna vez?

 

 

 

Ferias profesionales algunas pistas

Livres Hebdo, en su número de 21 de marzo,  recoge algunas de las sugerencias que han permitido, al parecer un mejor funcionamiento del Salon du livre y que pueden aplicarse a otras ferias.

1. Racionalizar el espacio sacando a la periferia los espacios de encuentro, mejorando la señalización y facilitando una circulación más fluida.

2. Exposición alrededor de un creador centrada este año en Philippe Geluck.

 

3. Apertura a la literatura de género, el manga en este caso.

4. Anticipación a la ‘mutación digital’ con un espacio de 500 metros y bautizado, toda una declaración de intenciones, como “Lectores del mañana”.

5. Desarrollo de debates de fondo.