Por unas navidades lentas

Compré ayer y empecé a leer los Diarios 1984-1989 de Sándor Márai. En las primeras páginas y en un texto de hace 24 años escribía: «Es innegable que hoy vivimos más y más rápido» (pag. 14). ¿Qué pensaría de la velocidad de vida actual?

A la noche retomaba Vida de consumo y leía «En la reciente novela que tan apropiadamente tituló La lentitud, Milan Kundera revela el vínculo íntimo entre velocidad y olvido: «el nivel de velocidad es diractamente propocional a la intensidad del olvido». …En el moderno mundo líquido, lentitud es sinónimo de muerte social.

La lectura me trae a la memoria a mi padre que pasó gran parte de su existencia viendo y viviendo la vida intensamente desde la quietud contemplativa de la ventana de casa.

Recuerdo cómo era valorado su juicio pausado, reflexivo, dialogante y me pregunto qué pensaría también de la velocidad actual. Quizás también estaría muerto socialmente.

Mientras escribo suena Navega de Mayra Andrade.

Vamos a salir a buscar los vientos lentos navideños en una comida compartida nuestro hijo.

¡Que les vaya despacio!

2 comentarios en “Por unas navidades lentas

  1. Lo tuve en la mano en una de mis incursiones a la ciudad para encargar los regalos de los Reyes. He recordado estos días que no me dejé llevar por el impulso de comprarlos y sentí cierto grado de arrepentimiento. Y ahora lo veo en tu blog. Creo que en la próxima incursión que haga en tu ciudad me los llevaré.

  2. Pingback: ¡Hasta luego! | cambiandodetercio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.