Encuesta para los trabajadores de los grandes grupos editoriales en español

Recogiendo opiniones de los trabajadores. Una iniciativa que nos parece interesante y queremos haceros llegar.

Hace ya un tiempo, enviamos esta encuesta a uno de los boletines que parte del equipo de A&C administramos en la red: Infoeditexto.

Enlazando con el asunto que venimos tratando en los últimos días, hemos decidido ampliar la consulta a todo lector que se acerque a esta bitácora y que tenga experiencia profesional en el sector del libro en español (especialmente en grandes grupos de edición). Nuestra intención es conocer de primera mano, por los relatos directos de sus protagonistas:

1)  las condiciones laborales de los profesionales de la edición (diseñadores gráficos, componedores [maquetistas], ilustradores, redactores, lexicógrafos, traductores, correctores, técnicos editoriales…) que trabajan para grandes grupos editoriales asentados en España o en Latinoamérica (fundamentalmente Grupo Planeta, Grupo Anaya, Grupo Santillana y Grupo Bertelsmann),

2) y las tendencias productivas en el tratamiento editorial del texto, en estos grandes conglomerados de la edición.

Los resultados se publicarán a finales de este mismo año en un estudio sobre la lengua española, donde se analizará, entre otros temas, la deriva de las prácticas productivas y situaciones socioprofesionales en el sector hispanoamericano del libro en los últimos 20 años, un centro de atención que el propio informe del CERLALC El espacio iberoamericano del libro 2007 (p. 21)  reconocía como una enorme laguna en los estudios sectoriales; laguna incomprensible si se tiene en cuenta que tanto esta edición del informe como la más reciente del 2008 ponen énfasis en el papel clave que tienen a) la reasociación de los conceptos de selección y calidad al papel del editor y b) la  reprofesionalización del sector, para hacer frente a la competencia en esta era de avalancha de contenidos digitales e impresos accesibles:

 

«Debido a la enorme cantidad de producción escrita, cuya difusión es posible gracias a las nuevas tecnologías, el editor tendrá un rol cada vez más importante como seleccionador de aquellos títulos que conformen su catálogo para convertirse en garante de calidad frente a la masa de lectores que recibe un bombardeo continuo de propuestas de material escrito en la red, como los blogs de autores, además de la infinidad de información de publicaciones digitales, y los libros impresos, cuyo número de novedades sigue creciendo.»

«El reto del enorme mercado potencial, la competencia intensificada desde el mismo sector y desde los nuevos medios, la revolución tecnológica y la amplia diferenciación del mercado en cuanto a calidades, gustos y tendencias exigen una preparación cada vez mayor de cada uno de los agentes de nuestra cadena productiva.

Desde nuestra perspectiva de empresarios, el tema pasa por la capacitación gerencial y de mercadeo, hasta la formación de traductores, diseñadores y editores. Pero, en una perspectiva más amplia, involucra a todos los actores de la cadena del libro y la lectura.»

Todo aquel que quiera participar puede descargarse el pdf del cuestionario, bien pinchando en la siguiente imagen del documento, bien entrando aquí.

 Una vez descargado, deberá copiarlo y responderlo en un documento de texto (formato rtf), y enviarlo a esta dirección: <infoeditexto.encuestas@gmail.com>, añadiendo su nombre y primer apellido al final del nombre del documento (p. ej.: Encuesta trabajadores sector hispaoamericano del libro-Mónica Salas.rtf).

En la publicación de los datos obtenidos mediante esta encuesta, el anonimato de los participantes está garantizado.

Puede responderse al cuestionario con tanto detalle como se desee.

Gracias por vuestra colaboración,

 S. Senz y M. Alberte (A&C e Infoeditexto)

El original aquí

Política 2.0. ¿Algunas nuevas ideas?

Voy leyendo ya a ritmo sosegado en Barcelona la sindicación en bloglines.

Está claro que estos últimos días a Julen el tema culinario y las compañías que se escogen para comer han acabado provocándole un empacho de comentarios que se ha visto obligado a cortar en lo conversacional.

Habrá que ver si la promesa tan típica de algunos políticos y con la que abre el artículo se convierte en cumplida.

No he hablado mucho tampoco sobre este tema porque creo que al final deberíamos aplicarnos todos el matiz de que cada uno de los puntos de vista que tenemos es la visión desde un punto concreto que nos sitúa con todo lo que somos y traemos en la chepa con nosotros ante la realidad que nos afronta e interpela. No es por lo tanto una postura relativista donde todo parezca que sea igual, sino situacionista. Señalaré que aunque no en todos los casos en la misma persona yo sí me he encontrado con políticos

– Conversacionales

– Al natural y sin cosmética

– Que no descalifica

– Conversador en blog

– Discrepamente libremente

– Progresista

– Trabajando con diferenciación inclusiva

– Barato

– Sin nada que ocultar…. que yo sepa

– Que no pide la afiliación.

Todo ello dicho desde la contradicción que uno lleva consigo, pero siempre intentando escuchar las preguntas que otros plantean no como algún político y tómento sólo como un ejemplo. A cualquiera le puede pasar que no entienda, quizás por no atender, bien una pregunta.

Imágenes para unos versos

imagenesparaunosversos_cas.jpg

La Fundación Blas de Otero que promueve este concurso dirigido a jóvenes  entre 14 y 20 años tiene como objetivo dar a conocer la obra del poeta, vinculando sus versos con imágenes de la vida cotidiana, la realidad y los intereses de los jóvenes de hoy.

El poeta al definir su poesía la pone en relación con las fábricas, las ciudades, las máquinas, la televisión, los escombros, las revistas ilustradas… y con el hombre en todas sus dimensiones. Por esto, y buscando ser fiel al poeta proponemos esta conexión entre la realidad y la poesía a través de las fotografías que los participantes capturen o construyan artísticamente.

Se han elegido versos frente a poemas completos porque para el poeta: El verso es “ese lugar que se alza entre la prosa y la realidad. De un solo verso nacen multitud de paréntesis, soldados y otras cuestiones” y unos versos pueden ser la puerta que hay que empujar para entrar en la poesía.

La Fundación Blas de Otero inicia con este concurso un proyecto de llamamiento a la palabra del poeta para que su voz sea escuchada, difundida y extendida en un contexto en el que queda mucho por oír.

Bases del concurso

Preguntas más frecuentes

Formulario de envío

Versos

Agradeceremos su máxima divulgación.

La librería, casino literario

…En esa pequeña ciudad de cuarenta mil habitantes vivían y se enriquecían cuatro libreros. Las librerías se convertían en verdaderos casinos literarios a la hora en que los señores regresaban a sus casas desde las oficinas; entraban y se sentaban en cómodos sillones para echar un vistazo a las novedades. La avalancha de productos artísticos e intelectuales que abarrotaría el mercado editorial después de la guerra no había llegado aún; se discutía cada libro publicado y apenas pasaba un día sin que uno de los cuatro libreros mandase varias novedades literarias “sin compromiso alguno”… (Sandor Márai; Confesiones de un burgués, Salamandra, pag. 49-50)

Contradicción

Ayer sábado a la mañana se celebró la presentación de una red de plataformas independientes compuestas por personas independientes que con diversos niveles de compromiso y responsabilidad vienen desde hace un tiempo colaborando con los socialistas vascos.(web )

Hablaba hoy a la mañana con otra persona que también estuvo en el acto y le preguntaba sobre cómo lo vivía.

Me lo ha expresado con una palabra: contradicción.

Ello puede reflejar parte de lo que algunos sentimos y es reflejo claro de que ni en este país ni en ningún sitio que yo sepa las cosas, las situaciones, las relaciones, las personas, las políticas son a o b, blancas o negras.

En este proceso nos hemos juntado unas cuantas personas que venimos de espacios políticos, sociales y de culturas distintas. Me fío bastante más de quienes viven los procesos asumiendo la contradicción de los mismos que de aquellos que desde sus ‘púlpitos comunicacionales’ van repartiendo ‘doctrina segura’.

Ese proceso de contradicción que algunos  sentimos y asumimos porque nadie nos ha obligado a estar en este ‘lío’ probablemente sólo pueda ser reelaborado desde el diálogo con otro y desde la propia dinámica del proceso si el mismo se muestra realmente participativo, abierto, tolerante y con otras dinámicas de trabajo.

Yo seguiré gustosamente por ahora y con todas las ganas con la contradicción y la crisis permanente a cuestas. Será una estupenda forma de no adocenarse.

24012009.jpg

Sí me permitiré una llamada de atención: algunas personas deberían ser cuidadosos que a veces no lo son suficientemente con el respeto a los ritmos de toma de decisiones de cada uno.

Quede ahí como aviso a navegantes…