El librero, banquero del sector

libreria_2.jpg

Nosotros somos los banqueros de los editores: sería necesario, al menos, por el interés de todos, hacer una distinción entre novedades efímeras y libros de fondo. Los editores podrían ayudarnos a mantener sus libros de fondo en las secciones por el camino de mejores descuentos. (Laurence Santantonios; Tant qu’il y aura des livres; Bartillat, pag. 39)

5 comentarios en “El librero, banquero del sector

  1. Es cierto, pero también hay que tener en cuenta que el librero juega un papel fundamental en ese juego perverso. Si los libreros apostarán más por libros de fondo y no tanto por novedades efímeras (¡qué triste es pasear por lilbrerías y ver que son todas clónicas! ¡tienen todas los mismos libros!) quizá el editor (y sobre todo el distribuidor) se plantearían alternativas. Si queremos acabar con este sistema que a nadie satisface alguien tendrá que romper la baraja en algún momento y quizá el que más papeletas tiene para ello sea precisamente el librero.

  2. Bueno, en primer lugar porque es el que más se queja de la actual situación, por tanto parece que es el que más interés puede tener en que cambie. Segundo porque hoy por hoy la librería sigue siendo el principal canal de venta del libro, por lo que algo puede y debe decir al respecto; y tercero porque a pesar de eso el librero es el que está en una situación mayor de peligro ante los cambios que se están produciendo y que se producirán en el sector , y por tanto también el que puede verse más obligado a forzar cambios. Todos nos quejamos del actual sistema pero nadie intenta forzar el cambio, aunque no sea extrapolable y ni tenga en realidad mucho qe ver, el que Mercadona haya decidido suprimir ciertas marcas de sus lineales (algunas muy importantes) es un ejemplo de cómo el punto de venta puede al final imponerse sobre distribuidores y productores, porque el que al final vende es el librero, y él debe ser el que marque lo que quiere/puede vender y no el editor ni el distribuidor. Vamos que oigo demasiadas quejas de los libreros que reciben cajas de novedades que ni siquiera llegan a desempaquetar para devolverlas a la semana siguiente cuando recibien la nueva caja de novedades, ¿qué sentido tiene eso para nadie? Desde luego para el lector que es al que se deben los libreros (después de a ellos mismos, claro), no tiene ninguno. El librero debe ofrecer los libros que sus lectores reclaman o quieran/puedan leer y no los que el editor / distribuidor quiera vender.. pero claro a lo mejor para eso también el librero tendría que arriesgar más y comprar en firme, que quizá es donde el librero también se siente más cómodo con en el actual sistema donde su riesgo es mínimo y el que realmente arriesga es el editor. ¿son los libreros los bancos de los editores? Pues seguramente sí, pero también habría que hablar de riesgo e intereses que se pagan por ambas partes.

  3. Pingback: Librerías ibéricas. A ambos lados de La Raya | cambiando de tercio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.