¿Lectura? ¡No! Me estoy quitando

Algo de esto parece ocurrir en la sociedad española.

Mientras los editores y libreros, algunos, nos hablan de unas navidades nunca vistas en cuanto a ventas, los datos nos hablan de las maravillas que deben estar haciendo las campañas fomentolectoras para deshabituarnos  de la práctica lectora.

hlectura20081.JPG

Quizás estén siendo todas ellas la prueba palpable de que con el leer el imperativo sigue sin valer. Ya se pude poner una administración y todo un sector al frente a pretender vendernos las bondades lectoras para que los humanos de a pie vayamos diciendo por ahí que ‘tararí que te vi’.

Quizás ya que el 2009 estamos en crisis y vistos los resultados no dejaría de ser una buena idea paralizar todas las partidas dedicadas al fomento. Casi seguro que vistos los resultados después de unos cuantos años estarán mejor utilizadas en hacer frente a la crisis real.

Quien quiera darse una vuelta más tranquila por los datos puede visionarlos aquí.

Visto lo visto nos queda la duda de si alguien se hará responsable de esta situación. Quizás lo que puede pasar es que no se sepan LEER los datos.

O, quizás, haya que plantearse otra pregunta para responder: si los libros se compran para no leerlos puede que estén dejando de jugar su papel de mediador cultural para avanzar en el ornamental o en cualquier otro.

¿Tendría en este caso sentido la defensa peculiar de su sistema de precio?

5 comentarios en “¿Lectura? ¡No! Me estoy quitando

  1. mikel alvira

    Yo lo que creo es que cada vez escribimos peor. Si no, no se entiende. ¿O es que las campañas de promoción de la lectura solamente buscan el efectismo político y no el auténtico fomento? ¿O es que los magnates editoriales no se bajan del carro de los nuevos aires? ¿O será que los canales de distribución no están alineados con la demanda? ¡Noooo! Para mí que es que cada vez escribimos peor.

  2. manuel gil

    Querido Chechu, tres cuestiones. 1. Sospecho que las campañas en pro de la lectura carecen de sentido tal y como están planteadas. 2. Los libros son hoy un objeto de consumo puro y duro,cliente el revestimiento cultural-educativo es una filfa. 3. El sistema de precios está completamente obsoleto. la función principal del sistema era la protección del canal y de los puntos de venta, en contra del cliente. Fijate como están reaccionanado a la crisis el sector del automovil o el de la restauración. Aquí el único mecanismo de equilibrio entre oferta y demanda es la devolución, por cierto en enero se han batido todos los records de devoluciones.
    Un abrazo

  3. Querido Manuel:
    En relación al punto 1 puedes llegar a ser excesivamente benevolente al dar incluso posibilidad a que exista algún planteamiento. En relación al punto 2 y tal y como viene siendo habitual en nuestra estupenda relación conversacional sigo discrepando en los detalles, pero sí acepto que en estos momentos y en su conjunto el sector es una filfa. El punto 3 es sólo una de las consecuencias de los aparentes éxitos de diciembre, aunque en este sentido también podría aportarte algún dato de alguna editorial que está facturando más que en Enero del año pasado, quizás porque sea algo menos filfa que otros.
    Como siempre, un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .