Kultura abierta. Seguimos

El poder compartir comida, alimento para el cuerpo, conversación inteligente, alimento para el cerebelo, y buen rollo, alimento afectivo, es una triada casi insuperable.

Algo de esto he disfrutado, espero que el resto de la concurrencia también, en la comida de hoy. A poco días, casi horas, de las elecciones, nosotros seguimos con lo nuestro. Sin prisa, hablando, contrastando, tejiendo red, intentando que quien viene por primera vez se sienta cómodo, en un espacio presencial y virtual donde cada persona va buscando su acomodo.

Hablando siempre claro. Con pasión, unos más que otros. Pidiendo ya enseguida tras las primeras intervenciones cierta moderación en el orden para poder ir siguiendo los hilos de las intervenciones.

Hoy, además, hemos disfrutado de clase de ‘zoología’ (¿?). Nos han hablado de los  ‘votívoros’ y de lo peligrosos que pueden llegar a ser. Busquen en internet para ver si encuentran algo, sino tendrán que asistir a la próxima clase presencial.

Antes de abril nos plantearemos con claridad líneas de trabajo. Seguimos todas las personas que empezamos y más.

Propuestas que en su momento hicimos han tenido reflejo en el programa electoral del PSE en lo referente a cultura.

Alguien preguntaba hoy si es nuestra ‘novia exclusiva’. Por ahora es con quien hemos encontrado relación de hecho, pero ¡quién sabe!

Si llegan a gobernar estaremos para proponer críticamente y reflexionar sobre el terreno que entre todos conocemos.

Si se quedan en la oposición seguiremos elaborando propuestas con sentido.

El libro que ayer citaba recoge una reflexion sobre el papel intelectual del bibliotecario que puede perfectamente trasladarse a loshacedores en el mundo de la cultura.

Reconvirtiéndola sería así:

La única forma de lograr mediaciones culturales es contando con actores culturales que se asuman como intelectuales que tienen un compromiso ético y político con su país y con la responsabilidad social de responder por la administración de un instrumento público que precisa estar al servicio de un mundo mejor para todos. Este intelectual, en palabras  de Edward Said ‘es un individuo con un papel público específico en la sociedad que no puede limitarse a ser un simple profesional sin rostro […]. Para mí -continúa Said-, el hecho decisivo es que el intelectual es un individuo dotado de la facultad de representar, encarnar y articular un mensaje, una visión, una actitud, filosofía u opinión para y a favor de un público’.

Quizás añadiría que, especialmente ese ‘público’ deberían ser los más desposeídos que, en palabras de Bourdieu son quizás quienes han perdido la lucha simbólica por ser reconocidos, por ser aceptadoscomo parte de una entidad social reconocible, en una palabra, como parte de la humanidad.

Yo apuesto frente a los ‘galácticos galáxicos’ por la Tierra Media como espacio simbólico más amable.

Allí nos veremos.

3 comentarios en “Kultura abierta. Seguimos

  1. mikel alvira

    Desde el desasosiego y la demoledora idea de que hay días donde se tierce casi todo, y lo que no se tuerce lo tuerce la administración, ahí seguimos.

  2. Pingback: Aurreko eguna. Jornada de reflexión | cambiando de tercio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.