Tiempo y espera…

Parece que todo tiene que ocurrir en los ritmos y tiempos que a uno a cada uno nos parecen adecuados y precisos.

Nos intentan hacer vivir a menudo a un ritmo rápido y nos contagiamos con facilidad del mismo.

Lecturas de ayer y paseos de hoy me invitan a intentar vivir circunstancias y momentos concretos con ‘otros ritmos’ o por lo menos intentarlo.

Es curioso como algunas lecturas reciente y otras anteriores parecen hablarnme para encontrar algunas pistas.

Recupero un regalo que me hizo una amiga hace ya más de 20 años.

28052009.jpg

Era una ‘tortuga Casiopea’ como la que aparece en Momo, el libro de Michael Ende.

Bajo su caparazón la tortuga-regalo lleva escrito ya desde entonces: ‘Aprende a esperar’.

Leo ayer en Crónica del pájaro que da cuerda al mundo de Haruki Murakami  tres frases breves que me resuenan y me remueven:

– Las buenas noticias se dan en voz baja…

– “Yo, como mínimo, tenía algo que esperar, algo que buscar.”  Luego, conteniendo la respiración, agucé el oído. Intenté escuchar una voz tenue que debía estar allí. Al otro lado del chapoteo del agua, de la música, de las risas de la gente, mi oído captó un débil y mudo eco. una persona llamaba a otra persona. Una persona buscaba a otra persona. Una voz que no llega a ser voz. Con palabras que aún no eran palabras….

– No es que intente darme importancia, pero todo tiene su momento ¿no te parece?

Esperaremos el momento…

Un comentario en “Tiempo y espera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.