Conversaciones entretejidas

Viernes y sábado. Recién levantado de una siesta que mi cuerpo necesitaba. Tiempo para posar y reposar los bis a bis de estos dos días y el cómo hemos ido saltando de una charla a otra.

Todo empieza el viernes como algún otro viernes en la cafetería Lepanto en la que Manuel Orozco se encarga además de atendernos siempre con una sonrisa de acercarnos e implicarnos en proyectos en la India. Allí con Alex volvemos a ponernos al día del ir y venir del mundo del libro, de nuestros trabajo y de los azares que posibilitan que en breve nos inviten a una comida.

Me entero en la conversación que Anjel Lertxundi se acerca a media mañana por Bilbao. Tiempo rápido para un abrazo, un libro dedicado, felicitaciones y deseos antes de que empiece con su ronda de entrevistas.

Salida rápida para el Iruña donde he quedado para un café tranquilo y aclarar algunos puntos de una situación que no ha resultado excesivamente agradable para algunas personas. Constatación tras la conversación que ayuda a clarificar puntos de vista de cómo los preconceptos y el conocimiento fragmentado nos juega ‘malas pasadas’.

Reunión del Patronato de la Fundación Blas de Otero a mediodía. Ocasión de nuevo para ver la cintura y tacto ante situaciones delicadas que muestra Ibone Bengoetxea, concejala  de cultura. Gana en las distancias cortas.

Son más de las 15:30 y todavia sin comer. Tiempo justo para ir a coger el coche, tomar unn par de pintxo que con el encuentro casual con Xabier Aierdi, director de Ikuspegi, se convierte en un momento de ‘pase de revista’ a estosprimeros días de gobierno y al coloque y descoloque de los distintos actores políticos. ¿Una de las claves? La normalidad ¿Otra? el interesante perfil en muchas ocasiones de muchos de los ‘cuadros medios’ – directores que van teniendo presencia en la nueva administración y de quienes cuelga el día a día.

Reencuentro en el Domine con una antigua compañera de pedagogía. Más de 20 años sin vernos, pero los libros vuelven a posibilitar los encuentros. Repaso a nuestras vidas mutuas y compromiso para un nuevo encuentro.

Tiempo justo para pasear un poco, airearme y hacer frente a la cita larga y pausada fruto de una ‘feliz apuesta perdidad’, ¡todo por una ‘N’!, que me ha hecho perder una apuesta. Obviaré quién me ganó. Tiempo tranquilo para conversar. Calentamos motores antes de la cena. Primero en El Globo y después en el Bitoque antes de aterrizar en el Kikara donde cenamos estupendamente. Conversación sosegada, cara a cara, ojos que se miran, constatación del valor de lo palpable, también de lo digital, pero con un plus para la cercanía de lo que podemos ver, tocar, acariciar y sentir cuando necesitamos cercanía y afecto. Vamos y venimos por nuestras vidas por nuestras nuevas situaciones. Nos apreciamos, nos respetamos, nos escuchamos, nos queremos. Así ¡no importa perder apuestas!y disfrutar de la sabiduría de ‘la abuela’.

Sigue la conversación que se va silenciando despacio en la noche para despertar telefónicamente hoy a la mañana con una estupenda noticia, los nombramientos de Iñaki y Alberto. Me entero justo antes de bajar hacia el Bilbao donde hemos quedado con la ‘parte joven’ de Garoa. Viene bien poner caras a lo digital y descubrir que vuelven a salir cerezas-personas que nos enlazan y que vienen enlazadas y cruzadas en nuestras vidas.

Comida tranquila en casa y, lo dicho, gran siesta para posar y dejar que penetren y nos empapen en estado de reposo los contactos, las conversaciones y lo sentido en este viernes y sábado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.