La demanda y la oferta en el mundo del libro

Veo hoy un titular en El País en su edición de El País Vasco que me llama la atención. Dice así: ‘No hay demanda de libros electrónicos‘. La declaración pertenece al presidente de la Cámara del Libro de Euskadi: Lorenzo Portillo. Por ahora, en Estados Unidos no parece ser esta la tendencia. Diríamos que incluso ni en Zarautz o en el propio Bilbao donde sabemos que se están vendiendo aparatos, o en otros sitios donde se están digitalizando más de 100 libros diarios mientras algunos piensan que en 12 meses que no es nada la oferta será amplia.

Los medios, algunos, aunque quizás de manera exagerada hablan de ‘jaque a la galaxia Gutemberg‘, aunque por aquí parece que queramos ser más perezosos.

En la entrevista de manera más amplia se señalan algunas ¿medias verdades? que convendría matizar.

Así parece volverse a decir que en la Feria de Madrid el libro electrónico no está porque no hay demanda, cuando se sabe que está expresamente prohibido.

Se señala también la existencia de un estudio de la Universidad de Deusto sobre las ferias que parece indicar que el principal camino de mejora vendría con más dinero. La propuesta, por lo que conocemos, incluye como mínimo siete propuestas de mejora y sólo una hace una referencia al tema presupuestario.

Plantear además la no existencia de demanda de cara a la presencia o no de un modelo de contenido que no de un soporte genera algunas reflexiones colaterales o preguntas más cuando es un sector con unos índices de devolución en aumento y con una estructura que acoge en su seno a través de las ferias de viejo y segunda mano un espacio para lo saldos y libros descatalogados porque precisamente tampoco han parecido responder a la demanda.

Es más sugiere otra pregunta: ¿Un editor sólo debe responder a la potencial demanda o debe arriesgarse a crearla con apuestas nuevas? ¿No cabría aquí la apuesta por nuevos soportes y contenidos que convertiría a la feria en un espacio diferente?

Y nos queda una pregunta ¿a un ebook en Bilbao le pasaría lo mismo que en Madrid?

Algunas más que quedan en el aire.

– ¿Libro electrónico oportunidad o monopolio?

– ¿Me estará leyendo alguien aquí si ya parece que se ha iniciado el fin de los blogs?

– ¿Cambiarán los soportes los hábitos y las pirámides lectoras?

– Más profunda todavía ¿cuál es el futuro de la lectura?

– Y ¡dejémonos de tonterías! La pregunta clave: ¿Dispondremos de más leña para los asados?

3 comentarios en “La demanda y la oferta en el mundo del libro

  1. Yo tampoco creo que haya demanda, Txetxu, aunque si al final la hay será porque los pioneros hayan creado unas nuevas necesidades a los enviciados por la lectura. Por otro lado, es bien probable que esos enviciados encuentren aceptables alternativas electrónicas alejadas de las combinaciones comerciales actuales, como por ejemplo, PDFs de todo tipo en aparatos como Iphones, PDAs, Nintendos DS, PSPs, etc.
    Cuando mencionas “cien libros”, ¿hablas de ejemplares o de títulos? Y en este caso, ¿se están vendiendo a las personas que adquieren los “lectores”? Al hilo: si la lectora es la persona, y el libro es la obra, esos nuevos trastos ¿deberían tener nombre propio distinto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.