Sube y baja

Todos los días se puede aprender algo. Depende de cada uno de nosotros. A veces, entre los adultos, el ambiente más normal de aprendizaje es el informal siempre y cuando la actitud sea la adecuada.

El otro día me dieron una pequeña lección que intentaré tener en cuenta tanto por los beneficios que puede llergar a tener para mi salud física como para la relacional.

Tenía que ir a entregar unos papeles en Lakua y una persona del departamento siempre dispuesta a hacer todo más fácil dijo que me acompañaba.

Tanto al ir como al volver no utilizamos el ascensor sino que primero bajamos los dos pisos de nuestro edificio y luego subimos los tres del otro.

Ya a la bajada y después de haber entregado los papeles me comenta: Supongo que no ten importará que hayamos ido por las escaleras. ¿Sabes lo que pasa? Si entras en el ascensor y aunque coincidas con gente es muy raro que hables. Ya sabes cómo es. Cada uno mirando para sitios distintos para no ser vistos. En cambio en el subir y bajar de escaleras siempre pude ocurrir el encuentro casual que facilita el saludo y la conversación.

Tomo nota e intentaré subir y bajar con más frecuencia. Quizás, además, entre idas y venidas, entre alto y bajo, podremos ser conscientes de lo transitorio de la situación.

2 comentarios en “Sube y baja

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.