Guggenheim….. marcando huevos

Turistas, viajeros, pocos vascos que os acercáis por el Guggenheim de Bilbao, menos seréis con posibilidad los que lo hagáis al de Urdaibai, estad atentos a esta noticia que probablemente no pasará de los medios locales, pero que tiene mucho que ver con las formas de hacer y con lo que se nos quiere vender.

Ya sabéis cómo son los del ‘Guggen’: Mi marca que no me la toquen. Es lo que venden continuamente por aquí y por allá. Intangibles que dirían algunos modernillos o valor simbólico que diría otro.

Así que cada vez que vez una combinación de letras que pueda ‘atentar’ contra su imagen demanda que te crió.

En Bilbao con este asunto nos han tenido ‘hasta los huevos’, pero…. ¡no siempre gana! Papi americano así que en Bilbao lo que sí es seguro es que vamos a seguir teniendo Huevonmhein.

De hecho quizás se podría también crear un nuevo Blog en ‘Bloggenheim’.

El proceso tiene su importancia porque cada vez, me convenzo más de ello, los procesos importan y mucho y las actitudes también.

Parece que con este asunto, por lo que cuenta el medio los ejecutivos americanos montaron en cólera. Quizássería interesante saber quién ha sido el ‘txibattillo’ que ha ido con el cuento al otro lado del charco o cuál es la opinión de los patronos del ‘Guggen’ de aquí sobre este celo por la marca.

Y es francamente importante porque muchos de los discursos y justificaciones se centran en este intangible que en muchas ocasiones es humo. Es decir: fue fuego en su momento, pero después sólo quedan rescoldos que algunos pretenden que cobren vida de nuevo.

El propio José Luis Bilbao, que escribe hoy un artículo en El Correo, afirmaba antes de acabar el año: “seguimos adelante para llevar la marca Guggenheim a Urdaibai, una marca que si algo ha producido en este país en estos últimos años ha sido beneficios”.

Así hoy en Deia Jesús Mari Lazkano , que es uno de los consultado para el ‘nuevo proyecto’ afirma: es muy importante que sea la marca Guggenheim la que esté aquí. Es su propio poder de marca, su capacidad tractora la que va a conseguir que se convierta en un foco de atracción internacional. Si no tenemos esa marca, dudo mucho que lo que hagamos sea lo suficientemente atractivo para que la gente venga a verlo”.

Basagoiti hoy en las páginas del mundo nos deja entrever que al Gobierno no le gusta la idea del Guggenheim como marca. Pastor tampoco parece tenerlo claro del todo.

Todo este lío de marcas lleva a algunos a confundirse y situar en comparativos al Guggen con una central nuclear. Como él mismo dice: De risa.

La marca Guggenheim se destapa como pieza clave del conflicto institucional afirma El País.

Narcis Mirandes escribía hace tiempo en If:

Para que sea efectivo el nacimiento de la marca tiene que ser el reflejo de la situación real de la empresa. Ser honesto a la larga es más eficiente. Si el nuevo logotipo es un buen representante de la situación actual de la empresa y de sus ilusiones más realistas quizá tendremos un logotipo menos espectacular pero que ayudará mejor a comunicar a la empresa con sus clientes y proveedores.

¡Viva el HUEVONMHEIM!

Anuncios

2 comentarios en “Guggenheim….. marcando huevos

  1. Filosofo txikia

    Creo que el PNV quiere que el Gobierno vasco (PSOE) entre en su trampa de “pues díme tú qué hacer mejor que (otro) Guggenheim en Urdaibai”. Si el Gobierno Vasco (PSOE) cae en esa trampa, diga sí al Urdiaibaiheim, o diga no, o no diga nada, perderá. Lo que debería de hacer sería articular, potenciar, impulsar, estimular algo más difuso, deslocalizado, intereseante, rico,… a nivel de cultura abierta, participativa. Y con un espíritu de “crear país (vasco, por supuesto)”, sin complejos nacionalistas o antinacionalistas.
    Leyendo el artículo del DEIA de Lazkano, se ve que su idea de lo que ha de ser arte coincide con la de Guggenheim: Contemplativa. El Autor (o autores, ahora con científicos u otros expertos) crea un gran objeto (o proceso innovador) que los visitantes sólo pueden contemplar. Participación cero, cero interactividad (salvo la de pasar por caja a pagar la entrada, o una interactividad folklorica e inofensiva, del tipo “puedes coger un caramelo de este montón que es una escultura que se desace”) etc. Pertenecen a unos valores que se deberían superar para ir hacia una utopía en la que todos seamos más cultos, libres y felices.
    Recientemente, he tenido la oportunidad de asisitir a una reunión informal en la que se habló de la Capitalidad de Donostia 2016 y me ha sorprendido gratamente porque, si he entendido bien, se quiere crear no una gran marca, no una gran atracción revestida de glamour de clase elevada, sino unas condiciones para que poco a poco, austeramente, toda la ciudad y su entorno (no solo el término municipal de SS) se enriquezca culturalmente, espiritualmente, y lo que es importante para mí, en Libertad.
    Vamos a brindar al Huevonheim de Indautxu!

  2. Pingback: Guggenheim Bilbao ¿un mal ejemplo? | cambiando de tercio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s