Sampedro y Mendoza

He pasado una parte de la mañana leyendo las entrevistas que en El Correo ha realizado César Coca a José Luis Sampedro, pero que no consigo encontrar en la versión digital del mismo y sí en otro del grupo y la que en la contra de El País, creo que se dice así, le hace Las ProvinciasKarmentxu Marín a Eduardo Mendoza.

Me quedo con unas cuantas citas, más de Sampedro ya que la entrevista es más larga y profunda, pero también Mendoza deja un par de perlas.

José Luis Sampedro:

– Todo ser humano tiene no el derecho sino la obligación de pensar libremente. Si no existe esa libertad, da igual que luego seamos libres para expresarnos. Siempre estaré a favor del pensamiento libre. Nuestra misión es hacernos, aportar a la vida cuanto nos ha dado, y eso requiere una vida pensada.

– Hoy los intereses son mucho más importantes que los valores y por eso la máxima referencia es el dinero, aunque a veces se llama competitividad o innovación.

– Hoy se crean primero los productos y luego se generan las necesidades.

– Si he conseguido conmover, ayudar a comprender lo que somos, me doy por satisfecho. El novelista es un arqueólogo de sí mismo. Escribo para conocerme a mí mismo y así comprender a los demás. Comprenderlos, no juzgarlos.

– En 2.000 años de cultura occidental, el progreso técnico ha sido enorme, pero seguimos teniendo guerras. Hay más facilidades que nunca para la comunicación pero no paramos de levantar muros, físicos o administrativos. Se habla de globalización, pero solo de la económica; nadie quiere saber nada de la globalización de la justicia o de la sanidad, o de la educación. Por eso vivo al margen de muchas cosas.

– En nuestra civilización no se nos enseña a morir, y lo cierto es que empezamos a hacerlo desde el momento mismo del nacimiento.

– El éxito no me interesa. Me ha interesado el cumplimiento. Y si ese cumplimiento lo reconocen los demás, bien. Si no es así, lo noto yo y es suficiente. Mi obra es mía. No tengo ningún premio oficial y no me importa.

Eduardo Mendoza:

– Se quejan mucho de los bajos índices de lectura y cada año se publican más libros. La conclusión es que nadie tiene tiempo de leer, porque está escribiendo.

P. ¿Qué placeres extrae a la vida?

R. Todos los que puedo, aunque no creo en la filosofía de vivir el momento y disfrutar, porque me parece el eslogan más tonto que se ha escrito nunca. Pero estoy satisfecho y no me quejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.