¿Plan o contrato?

Sé que esto puede parecer un post doméstico después de haber comprobado además queallende de las fronteras de este paisito que denominamos Euskadi la discusión, porque no se le puede llamar debate, sobre si uno o 2 Guggen trae al fresco a la mayoría de la población incluída la en principio interesada por los temas culturales.

Además, si ya hemos abierto recientemente 30 museos por qué no abrir ya el 31.

Bueno el título viene a cuenta de la propuesta de borrador que bajo el título de ‘Contrato ciudadano por las culturas’ se va a presentar el 4 de nomviembre en Bilbao a todas las personas interesadas y que se puede consultar y modificar en una wiki creada para tal efecto.

Algunos medios han dedicado a la iniciativa graciosos titulares

plan1.png

No compartir ni la forma ni el fondo es lo mismo que decir no compartir nada, digo yo. Lo curioso es que durante este año se ha estado trabajando con ellas. Loable por lo tanto su actitud de trabajar donde no comparten nada.

El siguiente tampoco está mal.

plan2.jpg

Ellas no comparten… luego es el Gobierno quien les aparta.

Vayamos con un tercero.

plan3.jpg

Tienen el texto propuesto arriba, en el enlace. Les animo a que cambian sólo tres palabras y vean si es válido para Murcia. Veamos un ejemplo de dos objetivos sobre el que los murcianos pueden opinar si se sienten cómodos o representados y donde pueden hacer el juego de las tres palabras :

  1. Fomentar el consumo cultural en euskera, desde una perspectiva emancipadora para las industrias culturales, productores y creadores vascos.
  2. Prestigiar la imagen del euskera, por una parte, proyectando con nitidez los logros culturales y comunicativos y, por otra, expresando en la práctica e integrando en el discurso que el euskera constituye un componente esencial de la cohesión social vasca”

¡Aviso! si ya se ha hecho en el texto anterior no se puede ya cambiar aquí:

L2.TE4 Garantizar que los servicios culturales en todos los ámbitos de la cultura se ofrezcan también en euskera.
Desarrollo de acciones que impulsen y promuevan servicios culturales en euskera en todos los ámbitos de la cultura.

ni aquí tampoco

L3.TE4 Impulsar contenidos en euskera en todos los ámbitos de la cultura
Garantizar que el conjunto de programas y el sistema de ayudas den un tratamiento adecuado al impulso de contenidos en euskera en todos los ámbitos de la cultura.

Al final quizás haya que darles la razón y reconocer que no tenemos identidad.

plan4.jpg

Releo a Iván de la Nuez en El mapa de sal

En una cultura en la que la Nación, la Patria, el Líder o la Tierrra asumen condiciones de identidad fuerte y sustancial, las formas menores no tienen demasiado espacio, y las experiencias minoritarias se ven obligadas a un exilio real o metafórico. (pag. 71)

Quizás nos tengamos que ir a Murcia.

Alguno estaría encantado, pero por ahora se va a quedar con las ganas.

Disculpad por esta discusión de barrio que parece ocupar a algunos aquí por el terruño.

Así que pasen 100 años

Leí el domingo en El País la entrevista al teólogo Javier Vitoria.

Me quedo con dos párrafos de la misma:

P. En un proceso terminal de ETA, ¿ve posible conciliar los intereses de las víctimas con los de los presos de ETA?

R. Es una tarea de no menos de cien años. Temo que no se haga justicia, que no se aclare la verdad de lo que ha pasado aquí, que se quiera resolver con un “haya paz”, con el argumento de que todos, las víctimas y los de ETA, han sufrido, cuando creo que no es lomismo el sufrimiento de las víctimas y el de los verdugos. Hay que reconocer losmotivos por los que aquí se ha matado a la gente.

Y al final de la misma:

Creo que el proceso de reconciliación va a ser muy largo. Aquí se han roto amistades de años, familias. Aquí se necesita un proceso de reconstrucción de los valores, del reconocimiento del sufrimiento de las víctimas, del reconocimiento del otro como diferente y de su sufrimiento. ¿Cómo se va a hacer para reconstruir esto? ¿Acaso porque se ha acabado ETA? No lo creo. 

Difícil y triste en una sociedad que tan falsamente hemos acelerado darnos todos tiempo de verdad. Pesimismo realista que quizás nos haga jugar a todos al avestruz tapándolo, si es que el final externo llega, con una falsa alegría.

Me vienen a la memoria también dos poemas de José Emilio Pacheco en La fábula del tiempo

Hay que cerrar los ojos de los muertos

porque vieron la muerte y nuestros ojos

no resisten esa visión.

Al contemplarnos en esos ojos que nos miran si vernos

brota en el fondo nuestra propia muerte. (pag. 162)

Y más adelante

Nuestro siglo fue

el siglo de la muerte.

Cuánta muerte, cuántos muertos en todos los países.

Cuánta sangre

la derramada en esta tierra.

Y todos

dijeron que mataban por el mañana:

el porvenir del azogue, la esperanza

que fluyó como arena entre los dedos. (pag. 178-179)