Libros y libreros en la antigüedad

Qué poco han cambiado algunas cosas con el tiempo. Veamos algunos ejemplos que me han resultado curiosos:
– El debate sobre dispositivos y la luz. ‘Galeno, el gran médico del siglo II d. C., opinaba, por razones higiénicas, que el pergamino, debido a su brillo, lastima y fatiga los ojos más que el opaco y suave papiro, el cual no refleja la luz. (pag. 29)
– Dineros, autores y editores. ‘En tanto que los editores se enriquecían, los autores de Roma, no menos que sus colegas de Grecia, tenían que conformarse con lo que llamaba Juvenal “la hueca fama”. Los autores antiguos nunca esperaron que su trabajo, con ayuda de los editores, les resultase remunerativo. (pag. 51)
– El gusto del autor por ver su obra expuesta y al alcance. ‘Plinio el Mozo se asombra de las buenas librerías que encontró en Lyon y se complace en ver que tienen sus obras’ (pag. 63)
Disfrutad de su lectura si tenéis ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.