Sumisión

Si no haces voto de obediencia en alguna cofradía no caertarás jamás. Conviene profesar y hacer los votos de que se trate, ya sea silencio, ya obediencia, y nunca hablar más que entre conjurados: es la única manera de tener la fiesta en paz. (Miguel Sánche Ostiz; Sin tiempo que perder; pag. 23)
La paz de los cementerios.
El silencio del miedo.
La obediencia sumisa.
Las palabras huecas.
Todo vale con tal de no salirse del carrejo

Más adelante..

El horror de pensar en grupo no sé si se aprende o se mama. No hay compromiso que cien años dure, salvo el del rebaño. ese sí, ese va de la cuna a la sepultura. Los que van en el cortejo lo saben. Admitir sin rechistar las ideas del común es el requisito imprescindible para ir de mozorro en esa procesión siniestra que nos conduce por fuerza a la fuesa. (pag. 45)

2 comentarios en “Sumisión

  1. >Me ha encantado tu post, Txetxu. Más en un día como hoy. Lo he enlazado y mira lo que han comentado: "No preguntes el sentido, yo tampoco entendí nuncalas batallas en las que no es posible la victoria."Anonymus, claro.Un abrazo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.