Niebla

Tenía ganas de volver a Irati. De pasear tranquilo, disfrutar de la naturaleza y regresar a Besaro.

Aquí pasé una Semana Santa con mi hijo ya adolescente mano a mano. Más adelante unos días de principios de verano con él y con la ‘sobri’.

Nos sentimos como en casa y quería volver. Nos ha costado conseguir fechas libres, me alegro por Mauri y Maite, pero al final aquí andamos de nuevo. Ahora ya sosegado en el porche después de una mañana de paseo cubierta por la niebla.

Mientras a la mañana andaba por Abodi intentando entrever por donde discurría el camino pensaba como en la vida a veces no hay posibilidad de ver a largo plazo. Nos tenemos que acostumbrar a ver al corto porque la situación por oscura y cubierta no nos deja entrever mucho más allá.

La niebla iba y venía y a ratos conseguíamos lanzar la vista un poco más allá, para de nuevo cubrirse todo de blanco húmedo y tener que poner nuestros ojos de nuevo en el camino y en los pequeños signos cercanos que parecían indicarme que iba por buen camino.

Al final siempre aparece una pequeña pista que parece indicar que no he ido mal del todo.

Cuando llego ya a Besaro me encuentro con la cálida acogida de Mauri y veo ya el espacio para acomodarme y poder sí ahora lanzar la vista un poco más a lo lejos.

Algo querrá decir la niebla cuando se repite….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .