Penumbra

Hablábamos ayer de niebla y hoy a ratos entre el agua que caía a ratos en cortina fina, el nublado que acompañaba y el manto blanco nuboso parecíamos estar en penumbra.

Así entre una y otra, entre niebla y penumbra, se me cruzó ayer a la tarde-noche un texto de Fernando Pessoa.

Toda la vida del alma humana es un movimiento en la penumbra. Vivimos en medio de un crepúsculo de la conciencia, nunca seguros de lo que somos o de lo que creemos ser. En los mejores de nosotros habita la vanidad de alguna cosa, y hay un error cuyo ángulo desconocemos. Somos algo que sucede en el entreacto de un espectáculo; a veces, a través de ciertas puertas, entrevemos lo que quizás no sea sino un decorado. Todo es confuso, como voces en la noche. (Fernando Pessoa; Libro del desasosiego; pag. 80)

Aún con todo siempre hay tiempo para los descubrimientos curiosos, para que se encienda la chispa de lo novedoso como este Gazpatxo de Bilbao ¡ele!, con ‘tx’, que me he encontrado hoy allende las fronteras:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.