Un Señor de Bilbao

Solemos quedar a comer de ciento en viento. Pegamos la hebra con facilidad en cada nuevo encuentro. Riguroso turno rotativo de elección de sitio y pago por parte de cada uno del trío que nos juntamos habitualmente.

Ayer probamos en Un Señor de Bilbao. El propio lema que aparece en su web, ‘vinos, amigos, charla’, se adecúa a lo que solemos buscar en cada quedada-comida.

La posibilidad, además, de plantearnos una comida en plan raciones compartidas facilita más a veces ese punto de encuentro informal que se fue alargando gustosamente hasta bien entrada la tarde.

Pulpo, Tortilla de patata, Txipirones a la plancha, Anchoas rebozadas, Cazuelita de albóndigas, rematado con un surtido de quesos acompañado con un tinto del priorato y la conversación.

Un sitio para repetir, claro que en esta ocasión no pagué yo.

Y ya salimos con fecha para la siguiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.