Palabra y caricia

Domingo oscuro en Bilbao. Amanece lluvioso con cierto aire de tristeza y melancolía anunciando el otoño que se acerca. Después de leer los periódicos y en el trasteo digital me encuentro de nuevo con palabras de Kepa hechas poesía reflejo de la realidad que a veces es también sueño y deseos y me quedo mientras sigo esta mañana rumiándolas con gusto.

Te llevaré a una selva

Te llevaré a una selva donde la felicidad sea un bosque.
Te cubriré la infancia y la pubertad de flores blancas
para que olvides lo que te hicieron.

De mi mano volarán lentos pájaros de barro,
aves que te cubrirán de olores con sabor a verso
que se susurra al oído.

De flores traídas del hielo frotaré lágrimas en tus manos
para calentar por dentro tu cuerpo
y te hablaré despacio.

Con un labio te besaré la frente, y te tocaré el hombro
y me callaré para siempre hasta caer a tu lado
hasta que olvides lo que te hicieron.

Del libro, Poesía sola, pura premonición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .