Vida y marginalidad

Es evidente que lo establecido es inmóvil. Lo inmóvil es aburrido. Y lo aburrido aliena o mata. Contra esto, cierta perversidad diferenciadora atrae con fuerza irresistible. La vida tiene que volverse marginal para poder ser vivida. (Adolfo García Ortega, Habitaciones irreales; pag. 23)

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.