Picaflores

Ayer me tocó tener saraos, reuniones y demás en las tres capitales. Donosti, Vitoria-Gasteiz y Bilbao.

Al terminar una de ellas y tomando un café salió la conversación sobre el ‘estar en todo y no estar en nada’, parecido al ‘picaflores’ (2. m. Frívolo inconstante.) aunque la acepción no sitúe el hacer concreto en un buen lugar.

En cualquier caso es una sensación que me acompaña. No diré que sea el elemento de frivolidad, pero sí a veces la posibilidad de inconstancia o falta de profundidad en algunos proyectos.

Gran parte del tiempo de trabajo me lo paso yendo de un a sitio a otro, no viajando, sino saltando de un proyecto a otro, de una tarea a otra. Como el trabajo además ocupa mucho tiempo actualmente de mi vida, casi automáticamente tiendes a trasladar este ir y venir sin fijar en exceso a la atención a otras facetas de la vida.

Cuando me patro y racionalizo pienso que ‘es pasajero’, pero tampoco debo olvidar que la forma de hacer y vivir va puliendo mi vida.

Suelo decir a la gente más cercana que ‘cuando termine “esto” me tocaré un tiempo sabático’. Lo marco además en un año.

La descompresión siempre es necesaria y el intentar recuperar algunas de las pérdidas que este tiempo y este ritmo ha generado también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .