Año sabático

Llevo tiempo dando vueltas a este tema, de hecho con algunas personas amigas ya he hablado sobre ello verbalizando básicamente que cuando termine esta etapa transitoria de mi vida me tomaré un año sabático.

Hoy me encuentro precisamente con una entrada de Julen sobre este mismo tema.

Es curioso que cuando lo he planteado a gente que me conoce se han producido dos tipos de reacciones. Unas me dicen que ‘siendo como soy’ es imposible que me lo tome y otras que lo ven factible.

Yo, en cualquier caso y a fecha de hoy lo veo necesario.

Comparto algunas de las dudas que plantea Julen.

En cualquier caso para mí lo veo como una ruptura de la rutina que en los últimos años me va dejando vacío y con la sensación de tener poco que aportar en lo profesional sino me reseteo.

En la dinámica personal lo necesito como agua de mayo.

Siento que en los últimos años han tocado vivencias que requieren su poso, su tiempo y hay personas, además, con las que quiero pasar más tiempo y la lógica laboral actual me lo impide.

¿Es un lujo?

Creo que no.

Es una posibilidad que se me abre y que quizás me la pueda tomar por una cierta mentalidad de hormiguita en años anteriores para permitirme ser un poco de cigarra.

¿Es igual a no hacer nada?

Creo que tampoco. A fecha de hoy no me planteo lo que podría hacer-pensar-sentir con un año por delante a mi libre albedrío dentro de mis posibilidades. Ya solo la sensación de verlo como un ‘año abierto’ me atrae y con eso me vale.

Julen dice que para él “es algo que de forma recurrente se empeña en posarse por aquí dentro de mis pensamientos“. Para mí también lo es sobre todo en los últimos tiempos y como tengo algunos años más que él creo que aceptará que primero pruebe yo y luego le cuente.

En cualquier caso, se admiten, críticas y sugerencias.

Quizás esta frase en el prólogo de Pensar el siglo XX refleje bastante bien lo que busco:

La sabiduría parece proceder de ser tanto un insider como un outsider, de pasar por el interior de las cosas con los ojos y los oídos muy abiertos y regresar al exterior a pensar y escribir. (pag. 14)

Además de las cosas añadiría personas, situaciones, vivencias… y para todo ello se necesita tiempo.

5 comentarios en “Año sabático

  1. Yopizpa

    Por si sirve:

    Te lo mereces, ¡claro que sí!.

    No le des vueltas para explicarlo. Ponte a ello, sin más.

    Un besazo.

    Gloria.

    P.D. Envidia insana, por ser honrada.

  2. Yo que tú, me pondría a ello… empezaría por desarrollar esas inquietudes fotográficas… por extender los paseos… y por hacer lo que te apetezca…
    Al final, yo veo lo del año sabático como un periodo en el que no hay que preocuparse por obtener ingresos… con lo cual… hay más “facilidad” para hacer lo que a uno le interese de verdad…
    Ah! y si quieres una Reflex digital… tienes la mía a tu entera disposición por el tiempo que te haga falta… 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .