La Central de Callao. Puesta de largo

Ayer pude disfrutar con muchas otras personas de la puesta de largo, inauguración de la nueva Central de Callao.

Disfruté en medio del gentío que como si de gran acontecimiento se tratara

formó colas para entrar porque hubo momentos en los que por motivos de seguridad hubo que impedir temporalmente el paso de más gente.

Os dejo algunas pinceladas de lo que vi y sentí dentro de la marabumta,

pero pudiendo también disfrutar ya cerca de las 22:00 de una visita personalizada a cargo de Lucía que ayer parecía a esas horas ya casi un flan de huevo-nervios a

punto de deshacerse por la alegría, el trabajo y el cansancio. Ne acompañaron o los acompañé dos buenos amigos y escritores: Antonio Rivero Taravillo y Alejandra Díaz Ortiz con quien antes había compartido charla y terraza, al igual que con Manuel Gil.

1. Me enamoró el espacio. Yo que no soy amigo ni de los grandes espacios ni de los tumultos disfruté de la clasificación y el fondo que ofrecen encontrando allí en el rincón en la primera planta la sección que yo suelo ir buscando en las librerías de ‘libros sobre libros‘. Bien señalizada, con posibilidad de vagar por ella, aunque quizás en algún caso pueda haber problemas de acceso a los fondos situados en las estanterías superiores.

2. Estupendo el espacio que funcionará como bar-restaurante y con pinta de canalla total el sótano-garito para música y otros menesteres que esperan ‘se convierta enseguida en un de los secretos peor guardados de Madrid’. A saber qué atrae más luego si lo gastronómico o lo textual.

3. Interesante apuesta también por lo objetual y algunas ‘delicatessen’ para la manduca. ‘¿Qué lector no busca ante todo, ser sorprendido?’

4. El buen rollo que había más allá del agobio y roce forzado. Buen rollo entre la gente que allí trabaja. Jóvenes, atentos y bien preparados y buen rollo en el ambiente y con algunas de las personas que me encontré: Los Contextos, Paco Goyanes, Juan Cruz, Josep Ramodeda, Juan Ángel Juristo, Ramiro Domínguez, Silvano Gozzer

5. Y sobre todo las ganas con las que me quedé de volver para echar un día entero perdiéndome entre estanterías y libros y tomando tiempos de descanso del guerrero en la barra y las mesas.

Críticas. También´alguna, pero hoy es día de post-celebración y prometido tengo que primero se las haré llegar aq uien por allí nos paseó.

Fue una tarde para ver que ¡puede haber salidas!

3 comentarios en “La Central de Callao. Puesta de largo

  1. Menos mal que la han abierto cuando el librívoro ya no echa semanas por Madrid, si no acaba metiéndose en alguna urdangarina para sacar pelas pa libros.
    Me encanta La Central del Raval, que es mucho Raval (y Callao, a pesar de todo, no le llega). Pero en cuanto pueda me voy a dejar caer por allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .