El Bono Cultura y las grandes superficies

Escribía ya hace muchos años Paco Puche:

Libros y salsa de tomate son dos productos antitéticos, porque nos llegarían por la misma logística y la mitad de las veces los bestsellers, sin ellos quererlo, vendrían entintados de rojo, y nada más lejos de la intención de los fabricante de semejante metamorfosis. Los libros que quedasen a salvo habría que venderlos retractilados con las latas de tomate, que vendrían recolgadas a espaldas de los libros, a modo de mochilas.

Viene a cuento este pequeño recordatorio por la fijación casi enfermiza que tienen las grandes superficies a través de su patronal por el Bono Cultura.

Cuando en el mes de mayo el Tribunal Supremo falló la nulidad del artículo 8.1.B algunos medios titularon dicha anulación de una manera no excesivamente clara.

Así El Correo decía:El Supremo anula la exclusión de las grandes superficies del ‘bono cultura’, cuando la sentencia nada decía de eso. Más cuando en la propia sentencia se afirmaba que:

sentenciabono

Parecía, por lo tanto, que era más un problema de insuficiencia de justificación que de que no pudiera como tal realizarse la misma y así se deja entrever en el cuerpo de la noticia, tanto en El Correo como en el Diario Noticias de Gipuzkoa.

En este año 2012 las grandes superficies han vuelto a la carga solicitando medidas cautelarísimas con la finalidad evidente de paralizar el Bono Cultura.

Parece que en esta ocasión tal y como afirmaba el Viceconsejero Antonio Rivera, la orden ha estado mejor motivada:

Rivera ha explicado que hasta el último momento no han sabido si iban a poder presentar esta nueva campaña del Bono Cultura, ya que la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, patronal de las grandes superficies, había pedido la suspensión cautelar de su distribución pero se ha desestimado.

No obstante, ha señalado que continúa el proceso judicial. La asociación recurrió contra la primera campaña del Bono Cultura del Gobierno vasco en 2009 por distribuirse únicamente en librerías y comercios pequeños como medida de apoyo al sector.

Rivera ha indicado que la asociación ha vuelto a interponer recurso contra esta campaña pero ha apuntado que el Ejecutivo vasco ha “motivado suficientemente” las razones por las cuales el Bono no se distribuye en grandes superficies.

En este sentido, ha afirmado que no se trata de una medida solo para fomentar el consumo de productos culturales entre la ciudadanía, sino también apoyar “esa trama sobre la que se sustenta la distribución cultural los 365 días del año”, el pequeño comercio, museos, salas y teatros que permiten que “la Cultura pueda llegar a los ciudadanos” y que tienen que tener “un tratamiento diferenciado”, en especial en estos tiempos de crisis.

Parece que por ahora no tendremos ‘libros con tomate’ retractilados.

Quedan por lo menos dos reflexiones:

1. Probablemente no haya nada más injusto que pretender tratar igual a los diferentes y hay mucha, mucha diferencia entre las pymes y las grandes superficies. Cualdo el grande pide y reclama igualdad, suele haber, en general, falsedad en el planteamiento.

2. Las pymes culturales tengo la sensación de que han sido poco proactivas en este proceso y ello puede en gran parte ser fruto de una ‘falsa cultura de la subvención’ donde todo parece que me tiene que venir dado. Ese no es un buen camino y tengo la sensación de que en un futuro será un camino casi intransitable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.