Pasear

Callaghan también ha comprobado que las mejores ideas se le ocurren mientras pasea por el barrio….Cuando voy por ahí me pongo a pensar. Si tengo algún problema en el trabajo, a menudo observo que lo resuelvo sin que ni siquiera me haya dado cuenta de que estaba pensando en ello. (Carl Honoré; Elogio de la lentitud, RBA, pag. 101)

IMAG0941_blog

Últimamente paseo a menudo, casi a diario. El sábado, a veces el domingo, el paseo es más largo. Ayer cumplía un paseo que soñaba hace tiempo hacer. De Bilbao al Puerto viejo de Algorta siguiendo toda la ría.

Me gusta que la cabeza vuele. Prefiero hacerlo en solitario quizás como metáfora de cómo nos movemos en muchas ocasiones en la vida, como un gran paseo que es.

Paseos, preparación de uno más largo que espero iniciar en breve, a un mes vista.

Retomo también la lectura de A pie de Luigi Amara que empieza así:

Dejarse ir.
No confiar en nada sino
en la sensación del movimiento.
Un paso
luego otro
un paso
luego otro
el sonido desempolvado de los pies
percutiendo sobre el asfalto
aquel camino borroso
que establece el oído
como un tambor ambulante
redoble elemental
(enjambre
o sumbido interno)
plegaria locomotriz del que rehúsa
ser sólo un pasajero
hilo
hilo institntivo por el que se deslizan
las cuentas de los pensamientos
Siz saaz
siz saaz
……

Abandonarse.
«Tener abierto el ánimo
a toda clase de impresiones.»
Dejar que el pensamiento adopte
el tono de lo que se va viendo.

Nota: Veo que el paseo se me presenta como recurrente en algunos momentos de mi vida.

Un comentario en “Pasear

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.