El cuidado como base personal y social

Hay situaciones vitales, del entorno cercano, que afectan, que hacen, o por lo menos a mí me lo provocan, un cierto giro o matiz en el punto de vista (la visión desde un punto) desde el que uno va afrontando el vivir.

Todos tenemos dudas, todos tenemos miedos, todos estamos muy solos. Salir del atolladero sin demasiadas magulladuras. Hay que vivir sin estar realmente preparados para la vida, improvisando sobre la marcha, como quien toca de oído, a ver qué sale… (Eloy Tizón; Técnicas de iluminación; pag. 113)

Dos lecturas recientes, cruzadas con el vivir del día a día de los últimos tiempos me han provocado ecos especiales.

Ambas, de maneras no exactamente coincidentes, hablan y reflexionan sobre el cuidado.

Es curioso que en las propias definiciones de la R.A.E. se recoge la ambivalencia: solicitud y recelo, atención y temor.

cuidado.

(Del lat. cogitātus, pensamiento).

1. m. Solicitud y atención para hacer bien algo.

2. m. Acción de cuidar (‖ asistir, guardar, conservar). El cuidado de los enfermos, de la ropa, de la casa.

3. m. Recelo, preocupación, temor.

Las dos lecturas a las que me refiero, y de ambas ha habido ya por este blog referencias, son El cuidado necesario de Leonardo Boff y Sociofobia de César Rendueles.

Dejaré, sin más, algunas citas que me han provocado algunos ecos internos. Al fin y al cabo el libro de la vida es el gran libro donde todos pueden leer y aprender. Solamente después viene el libro escrito que intenta recoger y volver a contar el libro dfe la vida. (El cuidado necesario; pag. 144)

– Si nos pensamos como seres frágiles y codependientes, estamos obligados a pensar la cooperación como una característica humana tan básica como la racionalidad, tal vez más. (Sociofobia; pag. 146)

– Somos el encuentro de las oposiciones (El cuidado necesario; pag. 84)

– Cuidar de alguien o ser cuidado no es en sí mismo una forma de sometimiento o de sumisión sino un aspecto tan intrínseco a nuestra naturaleza como nuestra capacidad de comunicarnos o expresar afectos (Sociofobia; pag. 147)

– Un dicho antiguo reza: “Quien tiene cuidados, no duerme”. Si no nos inquietásemos, no amaríamos, viviríamos en la indiferencia y hasta en el más completo descuido y negligencia. El cuidado establece también un sentimiento de mutua pertenencia. (El cuidado necesario; pag. 19)

– Hay una gran cantidad de sociabilidad en Internet, pero resulta inservible para los cuidados. Nuestras familias y nuestros amigos, incluso nuestros vecinos, son lentos y fastidiosos, pero persistentes y fiables. Exactamente lo contrario que el entorno digital. (Sociofobia; pag. 148)

– Mirándolo bien, el cuidado, ya sea como desvelo, atención, gesto amoroso, o como sentirse envuelto afectivamente y preocupado por el otro, por los lazos que se establecieron con él, está ligado a la vida y a la supervivencia, y también a las relaciones con el otro e inclusive con la naturaleza, cuya integridad y vitalidad es fundamental para la salud personal y colectiva. /El cuidado necesario; pag. 132)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.