Cuando los editores se meten a libreros; cuando las librerías interrogan y cuando las cuentas no parecen cuadrar

Todo tiene sus meandros, sus recovecos, sus contradicciones.

contradiccion1Hace poco leía que algunas editoriales independientes de libro político que se agrupaban ya en Contrabandos han creado un espacio librero con el mismo nombre.

Uno de los motivos que señalan para su creación, suponiendo que sea cierto, es preocupante: se sienten ‘expulsados’ del mercado.

Obviaré el nombre, pero coincidiendo con el verano, ahora que están tan de moda las sinergias, escuché a una persona responsable de una ‘librería de pro’ que ella con quien trabajaba a gusto de verdad era con Planeta. Así que no es de extrañar que desde determinadas lógicas de mercado los editores independientes políticos también quieran hacer política independiente librera desde su librería. O, por lo menos intentarlo.

Siguiendo con librerías me encuentro en el Hoy ecuatoriano una amplia entrevista a Jorge Carrión en la que entre otras cosas afirma que: las mejores librerías formulan muchísimas preguntas y sólo responden algunas. Te ponen a prueba. Este es también el sentido del guiño hecho en Yo amo mi librería, porque al fin y al cabo no hay amor sin preguntas. Luego, como bien dice Jorge sólo hay, en los mejores casos, algunas respuestas.

Y preguntas o dudas son las que me surgen al leer algunas cifras aportadas por Antonio Ramírez de La Central que así, en bruto, no me cuadran.

Escribe la periodista:

La facturación en el 2013 se situó sobre los 13 millones de euros, con una nómina de 140 personas.

22

Una sencilla división nos da una cifra de negocio por persona de 93.000 euros. Entendemos que es una cifra bruta.

Hay que tener en cuenta todas las amortizaciones, inversiones y alquileres a pagar que no deben ser ninguna tontería.

La cifra queda bastante alejada de un ratio ideal que debería situarse en torno a los 130.000 euros.

Así que me quedo con la duda en la cabeza y con una pregunta formulada, aunque no sé si esta es por ser buena librería o por unas cifras mal dadas.

3 comentarios en “Cuando los editores se meten a libreros; cuando las librerías interrogan y cuando las cuentas no parecen cuadrar

  1. Pingback: Cuando los editores se meten a libreros; cuando las librerías interrogan y cuando las cuentas no parecen cuadrar | cambiando de tercio « Valor de Cambio

  2. Creo que los editores de Contrabandos se han equivocado de camino. Lo lógico, si se sienten expulsados del mercado, hubiera sido crear una distribuidora especializada, siguiendo el modelo de Wabi Sabi, con unos puntos de venta escogidos

  3. Juan Torres

    Bueno, a mí es que lo de que exista una editorial por cada lector me parece que complica bastante la tarea de hacer números. Pero, vamos, son cosas mías que no sé de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .