Sigamos conversando…

Hoy ha sido un día que ha girado todo él en torno a la palabra.

Una conversación: un proceso de comunicación que construye mejores verdades que las verdades individuales. (Sabina Berman y Lucía Jiménez; Democracia cultural; pag. 110)

Lo verbal como elemento de mediación, aunque no exclusivo bien para su análisis, bien para contrastar ideas, para expresar sentimientos o simplemente para disfrutarde la conversación.

Vayamos por pasos y horas.

8:30 de la mañana. Reencuentro con un amigo siempre metido en lío-proyectos. Me acerca hasta su útlima ‘locura’. Me la cuenta, me la explica, la disfrutamos…. Estará en marcha en 15 días y entonces pasará del dicho al hecho.

9:30 de la mañana. Reunión amistosa-laboral muy en la línea de lo que hoy escribe Julen en su blog. Así que nos damos tiempo para ponernos al día de nuestros últimos tiempos vividos y para compartir un proyecto sobre el que and(amos)o dando vueltas y en el que las palabras como mediaciones discursivas juegan un papel importante.

13:30. Encuentro con una amiga. Nos vemos con cierta frecuencia. Nos vamos a ver con más sosiego en breve. Conversamos sobre nuestros mayores que nos preceden y que nos hacen ver también que en la línea de la vida, vamos avanzando de la retaguardia a la vanguardia.

14:00. Dos llamadas se cruzan. Una amiga caba de quedarse de patitas en la calle. Palabras telefónicas con sentimiento a través de las ondas. Las ahremos presenciales la semana que viene.

14:15. La segunda llamada. Me cuentan desde el otro lado que a veces las palabras se desbordan y lo que tendría que ser breve y conciso puede llegar a convertirse en pretencioso. Seguiremos hablando a la vuelta de vacaciones o quizás antes de ideas y proyectos.

14:30. Larga comida conversacional. Digamos, y lo dejaremos ahí, que con un, entre otras cosas, lector de este blog. La primera vez que nos sentamos a conversar y echamos en falta no haberlo hecho ya en tiempos anteriores. No importa. Siempre puede haber tiempo para iniciar una conversación que una amiga nos ha ayudado a iniciar en su papel de Celestina. Vamos con facilidad de lo personal al terreno de las ideas y los proyectos. Con puntos de vista coincidentes y a ratos divergentes. En otros momentos son matices que añaden color y riqueza. Y a lo largo de cuatro horas vamos saltando de un tema a otro, volviendo hacia atrás y retomando y al despedirnos nos quedamos con las ganas de seguir la conversación. Seguro que volveremos a encontrar tiempos y momentos.

19:00. Bilbao es pequeño. Encuentro casual con parte de la ‘family’ en Bilbao. Y para dar movimiento a las palabras nos adentramos en un paseo conversacional…. que también por suerte seguirá.

Los pensamientos son como tapices plegados o arrollados; la conversación los despliega y los pone a la luz del día. (Temístocles)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .