¿Qué futuro con este presente?

Continuamente leo artículos o comentarios que muestran preocupación por un mundo sin librerías, o bien un mundo sin editoriales o incluso un mundo sin editores, pero rara vez leo preocupación por un mundo sin lectores. Y así va todo. ¿Seremos algún día radicales e iremos a la raíz de los problemas o seguiremos siendo pro-sistemas y mareando la perdiz? Valentín Pérez Venzalá

Ayer se conocieron los primeros datos facilitados por la Federación de Editores sobre la venta de libros en 2013.

Todo, como el resto de la economía, parece seguir teniendo una tendencia a la baja en lo que a facturación se refiere.

Ayer también se conoció el informe de la Fundación Orange sobre El desarrollo de la sociedad de la información en España que también, en lo que se refiere a los contenidos digitales, muestra una clara tendencia a la baja.

Facturacion_contenidos_digitales_orange_20132014 parece que sigue una senda parecida sin saber hasta dónde podrá llegar.

Pero ¿nos debería extrañar todo esto?

Yo creo, tristemente, que no.

1. Hay menos gasto no sólo de libros, sino prácticamente de todo.

2. El gasto medio por hogar en libros no de texto ha pasado de ser 83 euros en 2006 a 41 euros en 2013 y ha bajado su peso porcentual de 0,27 a 0,18.

3. El gasto cultural general también ha bajado de 2083,41 a 1536,88 de euros en el mismo período de tiempo. El libro no es, por lo tanto, un fenómeno aislado. El gasto y el consumo en cultura también baja.

4. ¿Cambiará esta tendencia a largo plazo? Tengo mis serias dudas e intentaré explicar por qué.

– Por las propias dinámicas del sector que sigue sin enfrentarse a una cierto autocrítica y ver si en toda su cadena es un sector bien dimensionado. Tanto en editores, distribuidores como libreros parece que no lo es. En el primer caso basta ver que los índices de devolución (producción no vendida) siguen aumentando lo cual es una muestra de la ineficiencia. En el segundo basta comprar el modelo español con, por ejemplo, Francia y Alemania. La atomización que lleva a los cierres sigue siendo una constante y va generando en paralelo sangrías a los editores y a los libreros. Y en el tercero basta ver que aparentemente en España hay más librerías que en Francia o Alemania con un mercado más pequeño lo cual indica indirectamente que muchas no llegan a unos ratios mínimos de subsistencia e impiden la vida de otras.

– El gasto en cultura, mal que nos pese, no es una prioridad para los ciudadanos. Ni lo es, ni lo ha sido y, me atrevo a decir, que no lo será a corto-medio plazo. Así que dudo que el mercado interno crezca.

– Dudo también del crecimiento sostenido del mercado exterior. Si no es España el país con mayor número de hablantes es posible que a medio plazo de fuera vendrán los que aquí intentarán vender. En cualquier caso la venta del español no está ta en manos en muchos casos de empresas españolas.

– El fenómeno digital ni va arreglar esta situación ni va a inyectar nuevos públicos y nuevos consumos. En cualquier caso los fragmentará más e incluirá la nueva figura del mediador digital que será el que se lleve la pasta sumando los muchos pocos que se vayan generando, pero que no aportará ningún nuevo valor.

5. Sé que la visión no es nada optimista y por eso sólo me queda como consuelo, quizás de tonto, mirar a los brotes verdes que siguen aflorando en medio del secano y la maleza.

 

Un comentario en “¿Qué futuro con este presente?

  1. Pingback: La caída de ventas podría ser del 20% y no del 10% en el sector editorial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .