Librerías tras el Día de las Librerías. Todo pasa, pero ¿qué queda?

Los días, las celebraciones pasan, pero, por suerte y porque merecen la pena algunas librerías permanecen. Otras cierran, pero otras también abren.

Los Días suelen tener o intentar desempeñar funciones distintas: visibilizar, reivindicar, incentivar, festejar, conmemorar, llamar la atención….. pero, lo dicho. Son y pasan. Y después de pasados conviene mirar si algo ha quedado en el tintero que se pueda aprovechar.

No voy a pretender ser prolijo, pero sí quiero recoger algunas de las reflexiones que, precisamente porque se ha celebrado el Día de las Librerías, han visto la luz.

1. Propicia, por lo menos, que algunos medios de comunicación centren durante algunos días el foco en las librerías que no es poco.

Víctor

2. Para que un día tenga repercusión conviene que realmente su difusión sea amplia porque sino acabará existiendo una posible distancia entre lo mediático y lo real. Y esto, no parece que haya sido así. Manuel Bragado señala que en Galicia ha pasado ‘sin pena ni gloria‘.  Jordi Corominas, ni se enteró.

3. Dudo que el mejor mensaje, y se ha visto bastante por las redes, sea el centrado en el descuento. Si ese es el camino y la celebración se va a seguir manteniendo el último viernes de noviembre habrá enfrente un enemigo que tiene pinta de ser imbatible, como señala con elegancia Javier de Pedro.

4. El Día no cambia en nada algunas de las claves del trabajo que deben ser trabajadas y asumidas en el día a día: reinventarse o morir es una y si, como señala Víctor Castillón, empieza a haber nuevos lectores jóvenes ya hay tajo al que ponerse.

5. El espléndido artículo de Jorge Carrión del que resalto como pistas:

  • La frase de Damià Gallardo: “Atraer al cliente, no esperar a que venga, trabajar la calidad y la distinción”.
  • A las muchas librerías que han cerrado podremos contraponerles las otras muchas que han abierto. Mi intuición —pues carezco de datos— me dice que la gran mayoría de los negocios clausurados no se habían adaptado tecnológicamente a los nuevos tiempos, coincidieron con jubilaciones o eran culturalmente irrelevantes.
  • La reflexión de Javier Cámara, reciente premio Librería Cultural: Javier Cámara: “Internet se ha comido el mercado del best-seller y decidimos liarnos la manta a la cabeza y reformar la librería radicalmente, porque ahora mismo hay dos estrategias útiles, o diversificar el producto, y vender también vino, café o tazas, o trabajar la atmósfera; bueno, o ambas”.
  • Busquemos las buenas noticias, que las hay para los titulares

6. Tengo mis serias dudas de que el camino digital sea la salida. No diré que haya que dejarlo de lado, pero no creo que en ningún caso deba convertirse en el corazón de la apuesta.

http://www.eldiario.es/turing/industria_editorial/librerias-aferran-prestamo-digital-aumentar_0_328967768.html

tml

Artículo Carrión

Ya está bien de discursos catastrofistas

http://www.asturias24.es/secciones/cultura/noticias/las-librerias-se-reinventan-para-fortalecerse-tras-la-crisis/1417290466

Artículo Castillón

http://kcy.me/1dysh

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.