Mapa de editoriales. Las número 1 en provincias

Ante los cantos de sirena suele resultar un buen ejercicio bajarse a la arena de los números y los datos concretos sobre todo si los mismos son oficiales.

La semana pasada hablamos de quiénes eran las librerías cabeceras en cuanto a volumen de negocio en cada provincia.

Tanto en el caso de las librerías como de las editoriales nos referimos a aquellas empresas que estén constituidas con alguna fórmula societaria.

En el caso de las editoriales nos hemos guiado por el código CNAE 5811 y, en algunos casos, sobre todo cuando su actividad se veía claramente ligada más al sector de servicios editoriales que al editorial hemos optado por la primera en el escalafón con una clara actividad editorial.

En algunas provincias, pocas pero más que en el caso de las librerías, no existe una actividad editorial mínimamente significativa.

Dicho lo cual aquí podéis acceder a los barones provinciales en el mundo de la edición. 

Editores_provincias

VER LISTA COMPLETA

Y ahora se abre un campo, en mi opinión sugerente de interrogantes.

1. ¿Quién manda en Provincias? ¿Los editores o los libreros?

2. ¿Cuál es el peso/posición de las principales empresas del sector en relación al resto del tejido empresarial?

3. ¿Si pensamos en interlocución de carácter económico ante las administraciones autonómicas quiénes deberían llevar la voz cantante en cada caso?

4. No quiero olvidarme de los distribuidores que intentaremos también analizarlos.

Mientras tanto mañana intentaremos proponer alguna respuesta a las preguntas anteriores.

Dejo dos citas para terminar de Miguel Otero (Cfr. Hic nulus est defectus en Revista Trama&TEXTURAS 25, pag. 54 y 55)

La supervivencia económica de una editorial en marcha necesita ingresos muy superiores a los que proporcionaría en este momento lo digital, por más que las cifras de este tipo de edición fuesen de lo más optimistas. De ahí que el editor, en vez de afrontar decididamente el problema, se ha obligado a continuar con las constantes del libro impreso y retrasar la necesaria incorporación del libro digital, lo que ha traído interferencias de otras empresas que, en muchas ocasiones alejadas del libro, han visto en el libro un producto para llenar páginas de venta por Internet a través de nuevos portales.
Parece, pues, lógico que con esta estructura reticular tan dañada, a lo que el sector del libro se está abocando es a una reestructuración, aunque no debemos olvidar que el libro impreso y el digital transitan por caminos diferentes, aunque el objetivo sea el mismo.
Lo anterior es lo que desde el ángulo sectorial se puede ver como escenario en la salida de la crisis editora: disminución de la oferta, contracción de la dimensión del libro impreso y la llegada de nuevos canales y productos, aunque recuperar el ímpetu de otras épocas será muy difícil y lamentable mente dejará en el camino algunas empresas.
Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

2 comentarios en “Mapa de editoriales. Las número 1 en provincias”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s