Reflexiones de Alberto Manguel en torno a la lectura y su difícil contexto actual

Muy interesante la entrevista en el ABC a Alberto Manguel. Escuchar algunas opiniones y reflexiones con total naturalidad y ligeramente a contracorriente de una de las personas que más ha trabajado, leído y estudiado en torno a la lectura no está nada mal.

¿Qué me ha llamado la atención?

  • Cuando escribo lo hago más como lector que como escritor. (Nota: Curiosamente leía ayer a la noche en el tercer volumen de los Diarios de Iñaki Uriarte: ESOS QUE ESCRIBEN como si en la literatura se tratara de escribir y no de leer (pag. 71))
  • Vemos en acciones extremas de violencia un reflejo de la identidad del otro que al final es la nuestra. Nos olvidamos que nosotros actuamos así hace muy pocos siglos. Seguimos actuando así pero queremos definirnos como «nosotros» y «los otros» para proteger nuestro sentido de identidad.
  • No tenemos que confundir erudición con cantidad. Debemos respetar el conocimiento literario de los otros.
  • Sin preguntas no hay diálogo, serían simplemente dos monólogos.
  • —¿No usa e-books?

    —No, no los necesito. No tengo nada en contra pero no los necesito. Hay una serie de aparatos tecnológicos que no uso. No conduzco, no tengo teléfono móvil… Son cosas que no uso no porque las deteste, sino porque simplemente no las uso.

  • Tenemos que decidirnos a cambiar los valores esenciales de esta sociedad si queremos cambiar lo que consideramos como problemas. La lectura no es algo aislado de la estructura general de la sociedad como tampoco lo es la pobreza o la enfermedad.
  • En una sociedad que valora lo superficial la lectura no tiene valor. Tenemos que ser más coherentes. Si queremos alentar la lectura tenemos que proporcionarles una atmósfera adecuada a la lectura y no una atmósfera que la contradiga.
  • Es una sociedad que adiestra a los jóvenes a ser esclavos. Los llamamos de otra manera, «empleados de oficina» o «trabajadores en fábrica», pero no queremos que sean creadores independientes porque eso no contribuye al consumo.

Mal futuro parece atisbar Manguel para la lectura y no por el papel o el digital, por los galgos o podencos, sino por los contextos.

Nosotros, en nuestras sociedades, hemos permitido la puesta en marcha de maquinarias económicas destinadas a ganar cantidades ilimitadas de dinero, sea cual fuere el coste en vidas humanas pero sin creer que entre esas vidas pueda estar la nuestra. Tanto las maquinarias de ficción como las del mundo real, finalmente fracasan porque, debido a su misma perfección, están condenadas a destruir incluso a aquel a quien deben la vida. (Alberto Manguel; La ciudad de las palabras; pag. 175)

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

5 comentarios en “Reflexiones de Alberto Manguel en torno a la lectura y su difícil contexto actual”

  1. ¿”Una sociedad que valora lo superficial”, “que adiestra a los jóvenes a ser esclavos”?. Me cago en la leche, ¿en qué planeta se piensa este tipo que vive? ¿Me puede decir alguna otra época y lugar en la que a la inmensísima mayoría de la gente no se la haya “educado para ser esclavos”? ¿Alguna en la que el hecho de que lo que se valorase no haya sido “lo superficial” haya implicado un miligramo más de libertad para la gente que el que hay ahora? A gente como estos los mandaba yo a vivir como vivían mis bisabuelos (no hay que irse demasiado lejos), analfabetos, trabajando la tierra de sol a sol, medio muertos de hambre, acojonados por el infierno, y padeciendo la ira y el rencor de vecinos, familiares y señoritos como el pan nuestro de cada día. Que se metan sus prejuicios de culturetas por donde puedan. Viva la superficialidad y la moderna esclavitud.

  2. Con la debida consideración:
    Siendo verdad lo que dices, el inconformismo de estos antepasados analfabetos, acojonados y educados para ser esclavos ( Por los que eran educados par no ser-lo ) ha desembocado en esta situación envidiable que describes ( Viva la superficialidad y la moderna esclavitud ).
    Me parece adivinar un punto de sentimiento incontrolable que ha guiado tus palabras ( Me cago en la leche).
    Sin embargo conociendo que eres un apasionado evolucionista, esta situación “envidiable” convendrás conmigo que no es el la culminación de la “Escala naturae”. ( Termino equivoco donde los haya ).
    Así que esta vez y sin que sirva de precedente querido amigo electrónico, no puedo estar de acuerdo contigo.
    No ha sido en todo caso el conformismo de nuestros analfabetos y temerosos antepasados lo que nos ha traído hasta aquí.Tampoco pienso que hayan sido solo las circunstancias. Mucho menos lo superficial, el rencor, la ira y los señoritos.
    El sarpullido de la inconformidad, una vez pasada la adolescencia, en algunas personas es una fuerte corriente creativa. El conformismo siendo necesario como fuerza conservadora, no suele ser muy creativo.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s